Formulario de búsqueda

Sección 1. Una visión general: Cómo poner en marcha una campaña de abogacía

  • ¿Qué es la abogacía?

  • ¿De qué modo difiere de otros tipos de estrategia?

  • ¿En qué sentido el apoyo es distinto de los otros tipos de estrategia?

Los abogados están abocados en favor de una causa. Ellos trabajan—a menudo enfrentando mucha oposición –por situaciones que afectan las comunidades locales.

El presente capítulo te dará una idea de las diferentes tareas involucradas en el despegue de una campaña de abogacía. Su objetivo principal será el de prepararte para acciones especificas comentadas en los próximos tres capítulos, que te explicarán en detalle cómo prepararte y llevar a cabo una acción directa de campaña de abogacía.

En algunas ocasiones te remitiremos a otras secciones de la Caja de Herramientas, donde podrás encontrar consejos para ayudarte a profundizar en áreas especificas.

¿Qué es la abogacía?

Antes de la acción directa viene el planeamiento y antes del planeamiento viene el conocimiento de las necesidades a tomar en cuenta. Así que aquí está un recordatorio de lo que es la abogacía.

  • La abogacía es la promoción activa de una causa o de un principio.
  • La abogacía implica acciones que llevan a un objetivo determinado.
  • La abogacía es una de las tantas posibles estrategias, o formas de enfocar un problema.
  • La abogacía puede ser utilizada como parte de una iniciativa común, de la cual hacen parte otros componentes.
  • La abogacía no es un servicio directo.
  • La abogacía no implica necesariamente enfrentamiento o conflicto.

Los siguientes ejemplos te pueden ayudar a aclarar lo que significa la abogacía:

  • Sumarse a un grupo que ayuda en la construcción de casas para los pobres— es maravilloso, pero no es abogacía (es un servicio).
  • Organizar y hacer campaña para recuperar una parte de pisos situados en una nueva urbanización declarada de bajos ingresos para moderar los ingresos de las viviendas—esto es abogacía.
  • Pasar tus sábados ayudando a ordenar materiales en un centro de reciclaje –no es abogacía (es un servicio).
  • Enterarse que la zona utilizada por el centro de reciclado va a ser precintada y  unirse a otras personas para que la ciudad preserve ese lugar, o encontrar usted mismo otro. Algunos de ustedes tal vez piensen en bloquear las máquinas excavadoras si es necesario. Esto es abogacía.

La abogacía normalmente implica moverse para que los gobiernos, los negocios, las escuelas y algunas otras grandes instituciones (conocidas como Goliat) corrijan una situación injusta y prejudicial que afecta a las personas que forman parte de la comunidad (también conocidas como David y amigos). La situación puede ser solucionada a través de la persuasión, forzando Goliat a rendirse bajo presión, por un acuerdo o a través de acciones políticas o legales.

Muchos elementos hacen que la abogacía sea más efectiva, entre los cuales están:

  • La relevancia de la causa
  • El poder de los defensores (por ejemplo, cuantos más mejor)
  • La meticulosidad con la cual los defensores investigan las temáticas, la oposición y la coyuntura de opiniones sobre los asuntos de la comunidad
  • Su habilidad en la utilización de las herramientas de abogacía disponibles (incluyendo a los medios de comunicación)
  • Sobretodo, la selección de estrategias efectivas y de tácticas

Para muchas personas la abogacía representa un nuevo reto. Puede ser incómodo—especialmente si implica enfrentamientos y conflictos. Para otros, en cambio, defender resulta más atractivo que crear y operar programas en la comunidad.

La abogacía puede ser atractiva: la imagen de David contra Goliat, desafiando las dificultades y agitando las aguas. De todas formas, la decisión de invertir considerables esfuerzos en la abogacía no es una decisión para tomarse a la ligera.  Si no funciona—si te arriesgas y no se tiene éxito— no solo se falla, sino que también podría fallar públicamente, desacreditando de este modo tu causa y probablemente empeorando las condiciones para las personas a las cuales usted quería ayudar.

¿La abogacía implica siempre un enfrentamiento?

La abogacía puede ser polémica pero el conflicto siempre es un mal punto de comienzo. Los buenos defensores saben que es necesario pensar mucho antes de cada enfrentamiento. Ésta es una de las razones por las cuales es importante un planeamiento cuidadoso de las estrategias y de las tácticas. Incluso si el tema es extremadamente claro y tu plan de acción incluso parece obvio, tómese su tiempo para reflexionar una vez más y medite si es una buena idea.

¿Por qué y cuándo se debería elegir la abogacía?

La abogacía es la mejor elección cuando el trabajo rutinario, como las reuniones para respaldar una causa, recaudar dinero, y reclutar miembros de una iniciativa o programa comunitario, no es satisfactorio más.

En muchos casos pensarlo dos veces antes de lanzarse usted mismo (o a tu grupo) como defensores resulta ser una buena idea ya que la estrategia enseña que cuanta menos gente hay alrededor es más eficaz. Imagina una ciudad en la cual, cada día, hay manifestaciones públicas, donde el ayuntamiento está asediado constantemente por grupos con demandas, reclamando soluciones, y con distintas inquietudes. La comunidad se cansaría en breve tiempo de la abogacía. Y también los defensores.

El mejor momento para empezar a planear una campaña de abogacía es:

  • Cuando tu experiencia directa o tu investigación preliminar demuestra que no se pueden alcanzar tus metas en otras formas;
  • Cuando se está seguro de que tiene (o tendrá) la capacidad de sacarla adelante;
  • ¡Cuando tiene bastante entusiasmo y energía para soportar algo que podría ser un largo recorrido!

Este capítulo será de ayuda en tu lanzamiento. Esta sección en particular te dará un adelanto de lo que seguirá en las siguientes secciones del capítulo, a través de las cuales p se podrá profundizar este asunto, identificando aliados y opositores, planificar detalladamente tu estrategia y tus tácticas y evaluar tus esfuerzos.

Habilidades de supervivencia para los defensores

Una vez que la campaña de abogacía te convierta en un personaje público puede ser que llames la atención de un número de personas, de las cuales no todas te desearán lo mejor. Si las cosas anduvieran mal y podrías acabar siendo visto muy estúpido en las noticias locales, lo cual no sería bueno para futuras campañas. Peor aún, en algunas circunstancias dar un paso en falso podría llevarte ante de una corte. Por último si no emprendes varias tareas de abogacía eficaces, corres el riesgo de perder el tiempo.

Por ejemplo, para tomar en cuenta el peor escenario, piensa en lo que podría ir mal en una campaña para promover una mejor asistencia sanitaria para los pobres:

  • Usted acusa al hospital local de haber rechazado a un paciente enfermo sin haber verificado la situación. El hospital prueba que trató al paciente pero que él se fue sin haber sido dado de alta antes de tiempo.
  • Usted coloca a tus aliados en una situación acongojante al lanzar una nota de prensa en la cual figuran sus nombres sin haber previamente hablado y chequeado con ellos el contenido.
  • Usted anuncias una gran manifestación en las afueras del hospital y aparecen solo tres personas.

¡Es típico de aficionados!

Hemos reunido 20 consejos prácticos que podrán ayudar a los miembros de tu grupo a evitar desastres. Serán capaces de hacerse cargo de sus tareas eficientemente, con confianza y exponiéndose a pocos riesgos de tropezarse con los cordones de sus mismos zapatos.

Entender el asunto

Probablemente tendrás ya una idea bastante clara de lo que es un asunto y un problema. Por ejemplo:

  • Se está al tanto del creciente problema de la falta de vivienda, particularmente difusa entre la gente joven con hijos pequeños;
  • Siente que lo que se está haciendo en tu comunidad para prevenir el tabaquismo en los jóvenes no es suficiente;
  • Tu grupo se preocupa que un parque industrial río arriba podría contaminar las aguas.

Aprenderás cómo descubrir mucho más sobre el asunto, desarrollando las capacidades que necesitarás para ser un defensor. Parte de tu búsqueda se centrará sobre un análisis de quien detiene el poder. Recuerda, la abogacía se trata del poder—quién puede influenciar las cosas que son importantes. Necesitará conocer en dónde reside el poder de tus opositores y de qué forma puede influenciarlo o enfrentarlo eficazmente.

Además del material contenido en este capítulo te aconsejamos revisar otras partes de la Caja de Herramienta que te ayudarán proporcionándote el trabajo preliminar de tu investigación.

Reconocer aliados

Si ustedes son las únicas personas en la ciudad que quieren resolver un problema que usted ha identificado, tu causa podría estar en problemas. Una cosa es enfrentarse con la municipalidad (o ayuntamiento), otra más difícil es hacerse cargo de una comunidad entera compuesta por personas hostiles e indiferentes. Si existiera sólo un puñado de personas de tu lado, para los que detienen el poder sería mucho más fácil descartarte y tratarte  como un lunático de un sector radical. Uno de tus trabajos será tratar de parecerse a una parte representativa de la población entera afectada por el problema— es mejor parecerse más al perro que no a su cola. Así la gente que tiene el poder se fijará.

En algún lugar hay aliados—personas que se unen a usted y que se suman a tu causa dándole volumen, visibilidad e influencia. La cuestión es ¿cómo identificarlos? La respuesta a esta pregunta se encuentra en el capítulo Reconocer aliados. Te enseñará a utilizar la “red del poder”, que a su vez te ayudará a detectar a esos grupos y agencias de la ciudad que tienen el poder para ayudar tu grupo. Esta red te ayudará también a identificar las distintas maneras en las cuales estos aliados potenciales te podrán ayudar.

Obviamente se necesitará prestar atención a quién invitarás a sumarse—muchos aliados podrían traer experiencias que no se necesitan. Te ayudaremos a balancear los beneficios y riesgos potenciales, y a acercarte a útiles patrocinadores que te ayudarán, en lugar de entorpecer, tu causa—en el caso de que quieras construir una coalición a gran escala, o una alianza o una red informales.

Además de descubrir si otros grupos están interesados en tu causa, es importante que se decida si una colaboración con ellos está entre tus intereses. Por ejemplo, supongamos que se está planeando dificultar las cosas a los minoristas que venden cigarrillos a menores de edad, y se sabe que la Sociedad Americana de lucha contra el Cáncer, dos grupos locales recién constituidos y un par de iglesias progresistas tienen el mismo objetivo. ¿Cómo podrían  todas las partes anteriormente mencionadas ayudarse recíprocamente de la mejor forma? ¿Te gustaría establecer una estrecha colaboración con ellos? ¿Y en el caso de que ellos vean limitadas las acciones requeridas para involucrarse en el proyecto por su propio estatuto? ¿Y si ellos quieren asumir el control de toda la campaña? ¿Y si están de acuerdo con usted en determinados aspectos, pero en contra de otros? Se tiene que tener en cuenta todas estas posibilidades y hacerse estas preguntas.

Identificar oponentes y la resistencia

Si bien es posible defender sin enfrentarse a ninguna resistencia (por ejemplo, se puede trabajar durante mucho tiempo para vencer la ignorancia y la indiferencia), en muchas campañas de abogacía es posible reconocer a un Goliat—o incluso a muchos grandes (en sentido potencial) chicos de la cuadra. ¿Quiénes son tus opositores? ¿Por qué oponen resistencia? Y ¿qué se puede hacer al respecto?

Estas preguntas deberían ser contestadas juntas. No tiene mucho sentido conocer el nombre de tus opositores si no conoces las razones por las cuales se enfrentan a usted. Algunas veces esta situación no se debe a razones muy obvias, así que se necesita averiguar qué es lo que lo determina.

Empezar por la causa que produce esta resistencia es a menudo mucho más conveniente que empezar por un listado de nombres de personas que te consideran un mal tipo: podrías sorprenderte. Por ejemplo, un importante promotor inmobiliario podría apoyar tu propósito de obtener una mayor cantidad de hogares más baratos porque se da cuenta de que la presencia de personas sin techo en el barrio puede hacer desistir a las personas ricas a comprar sus casas costosas. De la misma manera, las personas de las cuales estás seguro que recibirás apoyo, podrían oponerse a tus propósitos. Puede ocurrir que una importante agencia que parece compartir tus mismos objetivos pueda resentirse porque considera que usted ha ido más allá o que usted los haya acusado de ineficiencia en el pasado. No puedes dar por sentado todas las cuestiones relacionadas a tu causa.

Encontrarás hojas de trabajo que te ayudarán a entender las verdaderas intenciones de tus opositores, así como los motivos de su oposición. Encontrarás también algunas pautas para tratar con ellos.

Fomentar la participación tanto de oponentes potenciales como de aliados

Una vez que se cuenta con un plan se sabrá en que dirección se irá y perseguirá este objetivo. Esto le ayudará a confiar en usted mismo y esta confianza te dará peso e importancia. Al contar con esto, puede que te acerques a determinados grupos o individuos que pensabas que eran tus opositores. Probablemente todavía lo sean, pero podrías darte cuenta de que se podría contar con una ayuda inesperada. Ahora que tu proyecto contribuye a que la gente te perciba como una persona más seria y responsable, podrían negociar un acuerdo. O, ahora que tu posición puede ser aclarada por tus opositores así como también por tus aliados, podrías ver que si bien un determinado grupo no está de tu lado por diferentes razones, comparten las mismas ideas que otros.

Desarrollar un plan de abogacía

En esta sentido, esta Caja de Herramientas representa un gran plan. Utilizándola en casi cualquier lugar del mundo podrá ayudarte a planear tu proyecto.

Entonces, ¿qué hay de nuevo? La abogacía. Planear la abogacía muchas veces representa un gran desafío porque tenemos que encarar temas como el poder y la oposición. Como hemos visto hasta ahora, un defensor tiene a menudo que superar obstáculos más grandes que una “simple” inercia, así como faltas de fondos, que muchas veces representan las barreras principales que los proyectos de desarrollo de comunidades tienen que enfrentar. En las situaciones de abogacía lo más seguro es que los opositores mejor preparados estén esperando escondidos detrás de un árbol. Y deben de ser descubiertos.

Te ayudará a desarrollar un plan basado en tu conocimiento de quiénes son tus opositores y de cuáles de ellos podrían serte de ayuda. Para ayudarte en tu plan, la Sección 7 hace hincapié de forma detallada sobre la selección de la estrategia y de la táctica y la forma en la cual se ajustan al esquema general.

Para hacer una analogía útil,  te invitaremos a pensar en la campaña general como un proyecto de construcción de un edificio:

  • Tu visión y tu misión son proporcionar un lugar cálido y seguro para vivir.
  • Tu objetivo consiste en construir una casa.
  • Tu estrategia tomará la forma del plan arquitectónico de la casa.
  • Tu plan de acción tomará en cuenta cada aspecto: quién echará el hormigón para los cimientos, quién pondrá el armazón, quién pondrá el techo, etc. y cuándo lo harán.

Y así todos juntos serán parte de un gran plan de acción.

En resumen

La abogacía es un trabajo apasionante. Se tendrá el placer de combatir en una buena batalla, y algunas veces, se sentirá el gusto de la victoria.  Igualmente para lograrlo se necesitará ir más allá de los detalles cotidianos y específicos. Necesitará no perder de vista lo genérico mientras que se concentra en lo particular. Al leer las siguientes secciones atentamente creemos que usted estará mejor preparado para ocasionar cambios que verán involucrada a tu comunidad.

Contributor 
Prue Breitrose

Recursos impresos

Altman, D., Balcazar, F., Fawcett, S., Seekins, T., and Young, J.(1994). Public Health Advocacy: Creating Community Change to Improve Health. Stanford Center for Research in Disease Prevention. Palo Alto,CA.

Bobo, K., Kendall, J., Max, S.(1991) Organizing for Social Change: a manual for activists in the 1990s. Minneapolis, MN. Midwest Academy.

(1996). How - and Why - to Influence Public Policy. Community Change. 17, 1-40.

Daly, J. (2012). Advocacy: Championing ideas and influencing others. New Haven, CT: Yale University Press. Practical knowledge for transforming advocacy ideas into practice are provided, emphasizing the power of action-oriented marketing. Daly draws off of current research in the fields of persuasion, power relations, and behavior change to explain how to successfully advocate for a cause.

Avner, M., & Smucker, B. (2002). The lobbying and advocacy handbook for nonprofit organizations: Shaping public policy at the state and local level. Amherst H. Wilder Foundation. This book offers a clear step-by-step guide to implementing a successful advocacy program at both the state and local levels.

Advocacy and Campaigning Course Toolkit (INTRAC). This online PDF provides theoretical and practical information for advocating and establishing a positive campaign.

Sen, R. (2003). Stir it up: Lessons in community organizing and advocacy. Jossey-Bass; 1st Edition. Sen goes step-by-step through the process of building and mobilizing a community and implementing key strategies to affect social change. Using case studies to illustrate advocacy practices, Sen provides tools to help groups tailor his model for their own organizational needs.

Understanding Advocacy (Article from International Water and Sanitation Centre (IRC)) provides basic information about communication, action, and goals as they pertain to advocacy.

Community Health Advocates (from Community Health Advocates website) is a health portal to advocates who work to help their communities get, keep, and use health coverage. Through the portal, there is access to several publications designed to educate advocates and consumers on gaining health coverage.

Article: Community Health Advocacy (U.S. National Library of Medicine). Loue, S. (2006). Community health advocacy.Journal of Epidemiology & Community Health, 60(6), 458-463. This article addresses six key questions about advocacy and highlights the foundational issues of advocating for community health.

10 Common Elements of Successful Advocacy Campaigns (PDF). This freely accessible PDF is Chapter 6 from the Lobbying Strategy Handbook. This particular chapter discusses steps 4-7 in the list of ten.

Libby, P. (2011). The lobbying strategy handbook: 10 steps to advancing any cause effectively. SAGE Publications, Inc.This book provides a 10-step framework that walks readers step-by-step through the elements of a lobbying campaign. Three separate case studies are used to show how groups have successfully employed the model.

How to Run an Online Advocacy Campaign (Network for Good Website). On this webpage, a blueprint is provided for designing and running an online advocacy campaign.

Advocacy Toolkit (International Competition Network). The purpose of this toolkit is twofold: (1) Share and disseminate alternative approaches to advocacy across competition agencies; and (2) Provide a useful, practical guide to competition agencies looking to amend or refresh their current approach.