Formulario de búsqueda

Sección 2. Comprender los factores de riesgo y de protección: Su uso en la selección de objetivos potenciales y estrategias prometedoras para las intervenciones

  • ¿Porqué los factores de riesgo y protectores son importantes en la salud y en el trabajo de desarrollo comunitario?

  • ¿Qué son los factores protectores y de riesgo?

  • ¿Cómo identificar los factores de riesgo y protectores?

  • ¿Cómo usar los factores protectores y de riesgo en la planeación estratégica?

¿Porqué los factores de riesgo y protectores son importantes en la salud y en el trabajo de desarrollo comunitario?

“Si esto no se ha roto, no hay que arreglarlo”, es una máxima favorita de algunas personas. No obstante, nosotros sugerimos que hay que tratar de arreglar las cosas antes de que se rompan. Parece ser que el mejor camino para resolver un problema es pararlo antes que suceda.

Es decir, es más fácil cuidar a la gente antes de que empiece a usar drogas que reparar el daño resultante a el y a su familia. Es más barato ayudar a un adolescente a terminar la secundaria que pagar por la ayuda que necesitará para que su familia crezca si permanece como un trabajador sin habilidades. Y definitivamente, uno no puede dar consejo sobre nutrición y ejercicio a alguien que murió de un ataque al corazón.

Por todas estas razones, prevenir para que el problema no surja, tiene sentido. Para prevenir que un problema ocurra, uno debe intervenir en áreas específicas de la comunidad y ayudar a la gente a cambiar sus patrones de conducta. Por ejemplo, se podría ayudar a la gente de una comunidad a dejar de fumar o comer saludablemente de tal forma que tenga menos oportunidad de tener un ataque al corazón.

Entonces ¿dónde hay que comenzar para prevenir problemas de salud? Uno de los primeros pasos es considerar los factores de riesgo y protectores de la comunidad.

¿Qué son los factores de riesgo y protectores? Estos son aspectos del ambiente personal que hace más probable (factores de riesgo)  o menos probable (factores de riesgo) que este desarrolle un problema dado. Por ejemplo, si la persona fuma, este es un factor de riesgo para tener un ataque al corazón. Si el no fuma, es un factor protector.

Los factores de riesgo y protectores son la clave para comprender cómo ayudar a la gente a cambiar sus conductas y prevenir problemas de salud. De hecho, nosotros sugerimos que consideren los factores de riesgo y protectores cuando estén escribiendo o revisando el plan estratégico de su iniciativa.

Por lo tanto, en esta sección, vamos a hablar de:

  • ¿Qué son los factores protectores y de riesgo?
  • ¿Cómo identificar los factores protectores y de riesgo?
  • ¿Cómo usar los factores protectores y de riesgo en la planeación estratégica?

¿Qué son los factores protectores y de riesgo?

¿Qué son los factores protectores y de riesgo? Como dijimos anteriormente, estos son aspectos del ambiente o de la personalidad que hace esto más probable (factores de riesgo) o menos probable (factores protectores) de que la persona pueda desarrollar un problema dado. Por ejemplo, la historia familiar del alcoholismo podría ser considerada como un factor de riesgo para llegar a ser un alcohólico, mientras que crecer en una familia sin esa historia podría ser considerado como un factor protector. En su trabajo, debería tratar de reducir los factores de riesgo y reforzar los factores protectores.

Factores protectores y de riesgo

Frecuentemente, los factores protectores y de riesgo pueden agruparse en dos categorías: aquellas que ocurren en el ambiente y aquellas que son características personales de los sujetos.

Abuso de sustancias entre gente joven

Los investigadores David Hawkins y Richard Catalano han hecho mucha investigación sobre los factores protectores y de riesgo asociados con el abuso de sustancias, particularmente entre la gente joven. Ellos determinan que los factores de riesgo en el ambiente incluyen:

Privación económica

Aquellos que viven en barrios deteriorados con poca o sin esperanza de un futuro mejor es mucho más probable que abusen del alcohol y otras drogas que aquellos que viven en comunidades ricas.

Comunidad desorganizada

Hay más problemas relacionados con el abuso de sustancias en áreas donde hay poco sentido de la comunidad; donde la gente no siente que ella es parte de un gran todo.

Transiciones y movilidad

La gente más joven se mueve a nuevos ambientes, lo que hace más probable que usen drogas. Estas transiciones pueden ser tan típicas como el cambio de primaria a secundaria, y los cambios hacen que haya más probabilidad de incrementar el riesgo cuando son más significativos, tal como la frecuencia de mudarse a una nueva ciudad.

Disponibilidad de las sustancias

Entre más fácil sea que la gente consiga sustancias ilegales, es más probable que las utilice.

Las normas de la comunidad señalan que esta “bien” el uso de drogas y alcohol

Un ejemplo de esto podrían ser los estudiantes de un colegio donde beber forma parte de un rito para formar parte del grupo y no como un problema de salud pública.

Hawkins y Catalano también señalan que algunos de los factores de riesgo individuales para el abuso de sustancias incluyen los siguientes:

Historia familiar de abuso de drogas

Niños que tienen padres alcohólicos o con abuso de drogas es más probable que tengan problemas de drogas ellos mismos. Esto es verdadero tanto para niños como para niñas, pero hay mayor riesgo para los niños, para quienes la liga genética para el alcoholismo ha sido demostrada.

Problemas de manejo familiar

Estos incluyen una falta de expectativas claras de qué es lo que se supone que el niño debería hacer, una falta de que alguien ponga atención a qué es lo que el niño está haciendo, y una inconsistente o déspota disciplina dura.

Fracaso académico

Los niños pueden fracasar en la escuela por una gran variedad de razones, pero el solo hecho de no tener éxito incrementa la probabilidad de tener problemas con el abuso de sustancias.

Conducta antisocial

Esta puede incluir conducta agresiva entre niños pequeños, mal comportamiento en la escuela, pasar por alto la escuela, o pelear con otros niños.

Amigos que usan drogas

Este es uno de los factores de riesgo que consistentemente predice el uso de drogas. Los niños cuyos amigos usan drogas es mucho más probable que hagan lo mismo que aquellos cuyos compañeros no usan drogas, aún cuando ellos no tienen experiencia general con otros factores de riesgo.

Algunos de los factores protectores que se han encontrado con relación al abuso de sustancias se incluyen:

Relaciones

La investigación consistentemente ha mostrado que las relaciones cercanas con no usuarios de drogas es una de las piedras angulares para cuidar a los adolescentes de experimentar con drogas. La gente joven que tiene adultos que cuiden de ella, y cuya ayuda refuerza sus valores o creencias de qué está mal, así como la conducta ética es probable que tenga una idea clara acerca de qué está bien y fortalezca la mente para hacer eso.

Entrenamiento de habilidades

Los niños necesitan tener habilidades para sentir que ellos son miembros que contribuyen a la familia. Si al niño se le da la oportunidad para ayudar teniendo responsabilidades, y además tienen un entrenamiento adecuado para cumplir esas responsabilidades (por ejemplo, se les enseña a cocinar, o a ayudar a cuidar el jardín), ellos se podrán sentir útiles y exitosos. Tendrán menos probabilidad de comenzar a abusar del alcohol y otras drogas en busca del reconocimiento positivo que no tienen en el hogar.

 Creencias saludables y estándares claros

Vivir en una comunidad, atender a la escuela y ser parte de una familia donde las creencias y estándares son claros en contra del uso de drogas es un factor protector fuerte en contra de la experimentación. Por otro lado, si el niño recibe mensajes mezclados, este factor protector se convierte en un factor de riesgo. Por ejemplo, el mensaje a un niño es claro cuando la familia va a comer y la mesera pregunta si la familia prefiere la sección de fumar o de no fumar. Si mamá dice “no fumar, por favor, nosotros estamos preocupados por que nuestro hijo inhale humo”, el mensaje en contra de los cigarros es claro para el niño, aún si la respuesta no está dirigida a él. Por otro lado, el padre que instruye al niño a no consumir drogas cuando está tomando su cuarto vodka con un paquete de cigarrillos en la mano, manda un mensaje que es mucho menos claro.

Factores protectores adicionales para el abuso de sustancias de adolescentes

Para ejemplos de factores protectores adicionales, ver la página web del Lutheran Brotherhood Healty Communities, Healt Young que habla acerca de los “recursos de desarrollo”

Enfermedades cardiovasculares

Se han determinado factores de riesgo para otro tipo de problemas de salud. Por ejemplo, factores para desarrollar enfermedades cardiovasculares (ECV) incluyen no hacer ejercicio y fumar. Más específicamente, algunos de los factores de riesgo modificables para las ECV incluyen alta presión sanguínea, mucho colesterol en la sangre, fumar cigarrillos, inactividad física y diabetes. Como dijimos anteriormente, los factores protectores en ocasiones son el lado contrario de los factores de riesgo. Así, algunos de los factores protectores para las ECV podrían incluir baja presión sanguínea, bajo colesterol, ser un no fumador, ejercicio, y mantenerse en el peso correcto.

¿Cómo identificar los factores de riesgo y protectores?

Entonces, ¿cómo identificar los factores protectores y de riesgo particulares para el tema que está trabajando?

  • Antes que nada, es necesario considerar algunos principios generales acerca de los factores protectores y de riesgo. La investigación ha encontrado consistentemente que:
    • Los factores de riesgo y protectores en ocasiones coinciden en algunos problemas. Por ejemplo, la privación económica se enlistó como un factor de riesgo para los adolescentes abusadores de sustancias. Este también es un factor de riesgo para el embarazo de adolescentes y para la violencia de jóvenes. ¿Es también un factor de riesgo para el problema que usted está combatiendo?
    • Los factores protectores y de riesgo son consistentes. Esto es, no discriminan raza, género y estatus socioeconómico. La inactividad física, por ejemplo, es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares tanto para hombres como mujeres; para los afroamericanos, filipino americanos, y miembros de cualquiera de todos los grupos étnicos; y no hace diferencia respecto a si la persona es inactiva frente a una televisión en blanco y negro o en el salón de un yate familiar.
    • Entre mayores factores de riesgo tiene la persona, más probabilidad hay de que padezca un problema de salud. Es simple lógica. Si todos en su familia fuman, y todos sus amigos fuman, es muy probable que usted también lo haga. Igualmente, si usted fuma mucho, come mucha carne roja, no hace ejercicio y tiene sobrepeso, es mucho más probable que tenga un ataque al corazón que si solamente fumara.
  • Después, determinar los factores protectores y de riesgo para los problemas de su comunidad. Usted puede hacer esto:
    • Estudiar la literatura existente. Como ya hemos visto, los factores para muchos de estos temas ya han sido determinados. Esto incluye temas tales como abuso de drogas y enfermedades cardiovasculares, como observamos más arriba, así como el embarazo adolescente y violencia juvenil. Para encontrar esta información, busque en las bibliotecas, hable a las agencias de apoyo del estado, departamentos de salud locales o universidades locales. Si usted ya conoce los factores protectores y de riesgo para el problema en el que está trabajando, ya lleva la mitad del camino recorrido. Todo lo que tiene que hacer es encontrar los datos, usualmente disponibles de las agencias del estado u oficinas de la ciudad, para ver cuales factores protectores y de riesgo son los más importantes para su comunidad, así como comparar los de su comunidad con los de otras. La información que usted encuentre podría ser algo como lo siguiente:

Porcentaje de habitantes de Kansas con factores de riesgo seleccionados por enfermedades cardiovasculares

  Kansas National
Estilos de vida sedentarios 50% 56%
Obesidad 26% 24%
Fumar 22% 23%
Hipertensión 21% 21%
Colesterol alto 18% 18%

Fuente: Sistema de vigilancia de factores de riesgo conductuales, KDHE

En ocasiones, sin embargo, no hay información sobre el tópico que usted esta buscando. También es posible que quieras conoce que factores protectores y de riesgo específicos son problemáticos en su comunidad, o la extensión en que existen localmente. Entonces, necesita otros métodos para determinar los factores protectores y de riesgo particulares. Algunos de ellos se enlistan a continuación:

  • Usar la técnica de ¿por qué? Este es un método usado frecuentemente para identificar las situaciones que subyacen y que afectan a los problemas de la comunidad. La técnica de ¿por qué? examina el problema preguntándose por el qué es lo que lo causa. Cada vez que se da una respuesta, lo siguiente que se pregunta es ¿por qué? Por ejemplo:

Linda, estudiante de preparatoria de 17 años, está dejando de asistir a la escuela
¿Por qué?

Porque todos sus amigos están dejando de asistir a la escuela
¿Por qué?

Porque les está yendo mal y no quieren ser el centro de atención del salón
¿Por qué?

Por que nunca aprendieron habilidades de estudio
¿Por qué?

De la lluvia de ideas dada aquí, se puede concluir que dos posibles factores de riesgo para abandonar la escuela incluye a amigos que han abandonado la escuela y la falta de habilidades de estudio.

  • Usando grupos focales. Los grupos focales pueden dar mayor entendimiento del problema. Los grupos focales se hicieron para grupos pequeños de gente con antecedentes similares (los miembros del grupo deben tener aproximadamente la misma edad, el mismo sexo, o ser miembros de mismo grupo étnico), donde es probable que los participantes se sientan cómodos y deseosos de hablar abiertamente acerca de lo que les interesa. Una ventaja de los grupos focales es que ellos pueden dar mucha información acerca de cómo se siente verdaderamente la gente acerca de algo, y acerca de las emociones que rodean el tema. Mientras que el estudio (mencionado abajo) puede dar muchos hechos acerca de lo que usted quiere hacer, los grupos focales pueden tomar estas estadísticas y darles un lado humano.
  • Dirigir un estudio: si le gusta hacer que sus resultados sean más sistemáticos, puedes dirigir un estudio para encontrar que factores de riesgo y protectores existen que son importantes para su comunidad. Es posible que quiera medir algo de la información que encontró con la técnica de ¿por qué?, al aumentar preguntas sobre este tópico a su estudio.
  • Comparar resultados de las encuestas con otra comunidad. Si tiene los medios, podrías querer comparar los resultados de su estudio de comunidad con aquellos otros, de comunidades similares (en ocasiones llamados: una comparación entre comunidades), o con la nación como un todo.

¿Cómo usar los factores protectores y de riesgo en la planeación estratégica?

Ahora que ha determinado cuáles son los factores protectores y de riesgo para su tema, el próximo paso es determinar como estos factores podrían impactar su plan estratégico. Este incluirá a qué factores protectores y de riesgo tendrá que dirigirse, y quienes serán los sujetos blanco. Vamos a ver paso a paso cómo se hace. Con una lista de los factores protectores y de riesgo que tenga enfrente, responda estas preguntas.

¿Este influencia fuertemente el tema?

¿Ese factor protector o de riesgo es muy importante como para modificar una conducta dada, o es menos importante? Por ejemplo, nosotros antes dijimos que uno de los factores de riesgo más importante para el abuso de drogas por adolescentes es tener amigos que usen drogas. Ese es probablemente un factor de riesgo mucho más importante que el hecho de moverse de secundaria a preparatoria. La fuerza de un factor protector o de riesgo puede usualmente determinarse tanto a través de la literatura existente, o haciendo una encuesta de los factores protectores y de riesgo, como se mencionó anteriormente.

¿Este factor puede cambiarse fácilmente?

La mayoría de los factores caen en una de tres categorías o “grados de mutabilidad”:

  •  Algunos factores protectores o de riesgo pueden cambiar completamente. Por ejemplo, obesidad, que ya mencionamos que es un factor de riesgo para las ECV, puede cambiarse completamente a través de un régimen estricto de dietas y ejercicios.
  • Algunos factores de riesgo pueden ser modificados, pero uno no es capaz de cambiarlos completamente. En ejemplo de este tipo de factores podría ser cambiar la disponibilidad del alcohol y otras drogas, un factor de riesgo fuerte para el abuso de sustancia por jóvenes. Su coalición podría ser capaz de hacer algo fuerte para evitar que la gente joven obtuviera estas drogas, pero es dudoso que fuera realmente capaz de hacerlas completamente inaccesibles.
  • Existen algunos factores de riesgo que usted no sería capaz de afectar directamente. Por ejemplo, se ha encontrado una liga genética para los jóvenes en relación al alcoholismo. Sin embargo, es importante no ignorar este factor. Además, debería considerarlos cuando esté diseñando su estrategia. Si sabe que este factor existe, podría compensarlo, al menos en parte, al fortalecer otros factores protectores.

¿Cuál es la mezcla objetivo apropiada de factores protectores y de riesgo?

Usualmente, es deseable que se dirija en su programa a una mezcla de factores protectores y de riesgo. Una forma de decidirse hacia donde dirigirse es escoger aquello que encontró que tiene una correlación muy fuerte hacia las conductas de riesgo y que puede fácilmente cambiar. Para un ejemplo de cómo jerarquizar los factores protectores y de riesgo ver la sección de Herramientas y Ejemplos.

¿A quién se dirigirás con su intervención?

Normalmente, tiene sentido dirigir su programa a gente que usted ha determinado que está en un riesgo particular de que ocurran ciertas conductas de riesgo. Otras cuestiones a considerar, sin embargo, podrían incluir los factores de costo y la probabilidad de estimar el éxito. Quizás sería significativamente más barato o fácil dirigirse a gente que está solamente con un riesgo moderado de tener un problema de salud. Finalmente, si la intervención que planea hacer es bastante nueva (y no hay  mucha evidencia de si funciona o no) podría empezar con los casos más fáciles.

¿Cuándo implementar los cambios?

Cuando sea posible, es importante conocer la edad para dirigir el programa e intervenir tempranamente. Por ejemplo, si una proporción significativa de estudiantes es sexualmente activa antes de los dieciséis años, tendría sentido no esperar hasta el penúltimo o último año de preparatoria para hablar a los adolescentes acerca de las consecuencias de un intercambio sexual sin protección.

Ahora que ha determinado toda esta información, ya esta listo para pasar al siguiente paso: desarrollar su estrategia.

Resumen

Tener un sólido entendimiento de los factores protectores y de riesgo proporciona una base excelente para desarrollar su plan del proyecto. Al reducir los factores de riesgo y mejorar los factores protectores cercando el problema que tiene la comunidad, nosotros podemos trabajar juntos efectivamente para hacer que el problema desaparezca.

Contributor 
Jenette Nagy
Stephen B. Fawcett

Recursos impresos

Benson, P.L., Scales, P.C., Leffert, N., & Roehlkepartain, E.C. (1999). A Fragile Foundation: The State of Developmental Assets among American Youth. Minneapolis: Search Institute.

Dryfoos, J. (1990). Adolescents at risk. NY: Oxford Press.

Fawcett, S. B., Carson, V. L., Collie, V., Bremby, R., and Raymer, K. (2000). Promoting Health for All: An Action Planning Guide for Improving Access and Eliminating Disparities in Community Health. Lawrence, KS: Work Group on Health Promotion and Community Development.

Gardner, S. E., Green, P. F., and Marcus, C., (Eds.). (1994). Signs of effectiveness II: Preventing alcohol, tobacco, and other drug use: A risk factor/resiliency-based approach. Washington, D.C.: U.S. Department of Health and Human Services.

Green, L. W. (1992). Promoting comprehensive interventions. In H. D. Holder and J. M. Howard (Eds.), Community prevention of alcohol problems: Methodological issues. Westport, CT, and London: Praeger.

Hawkins, J.D., and Catalano, R. (1993). Communities that care. San Francisco, CA: Jossey Bass.

U.S. Department of Health and Human Services, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Work Group on Health Promotion and Community Development (1995). Evaluating community efforts to prevent cardiovascular disease. Atlanta, GA: Author.