Formulario de búsqueda

  • ¿Cuál es la diferencia entre un grupo focal y uno regular?

  • ¿Por qué usamos los grupos focales?

  • Cuándo se debería usar el grupo focal?

  • ¿Cómo se inicia con un grupo focal?

  • Qué tipo de preguntas se hacen en un grupo focal?

¿Qué es un grupo focal?

Un grupo focal es un grupo pequeño de discusión el cual está guiado por un líder entrenado. Este grupo es usado para conocer más acerca de opiniones sobre un tema designado y posteriormente para guiar una acción futura.

Ejemplos:

  • Un grupo focal de padres de preescolar requirieron discutir el tema del cuidado y las necesidades de los niños. Así, los padres comparten sus puntos de vista acerca de los programas para el cuidado de los niños, y de lo que podría hacerse para mejorarlos.
  • Un grupo focal de ciudadanos de la tercera edad se reúnen en el nuevo centro para la tercera edad. ¿Qué piensan ellos de los programas están ofrecidos? ¿Cuáles son sus propias sugerencias e ideas?
  • Una agencia desea abrir un grupo domiciliario para adultos con discapacidad mental en un área residencial silenciosa. Organiza un grupo de vecinos prospectivo. ¿Cuáles son sus intereses? ¿Puede esto funcionar?

Un grupo focal es diferente en tres vías básicas:

  • La diferencia principal es que está enfocado. El grupo tiene un tema específico de discusión. La tarea del grupo es permanecer centrado en ello y no dispersarse en otros asuntos.
  • El grupo tiene un líder entrenado o facilitador. El trabajo de éste es mantener al grupo en su curso.
  • La composición del grupo y la discusión del grupo son planeados cuidadosamente para crear un ambiente no amenazante en el cual las personas son libres de hablar abiertamente. Se anima activamente a los miembros para expresar abiertamente sus opiniones y responder a las preguntas de otros miembros, así como a las preguntas formuladas por el líder.

Ya que el grupo focal está estructurado y dirigido, siendo al mismo tiempo expresivo, puede proporcionar mucha información en corto tiempo.

¿Por qué son usados los grupos focales?

El grupo focal ayuda a las personas a aprender más acerca de opiniones y necesidades de la comunidad. A ese respecto, ellos son parecidos a las encuestas de evaluación de necesidades.

En las encuestas tradicionales, las preguntas están escritas, son cerradas, son relativamente cortas y puntuadas cuantitativamente. La persona que está siendo estudiada a menudo muestra respuestas con un puntaje numérico en lugar de una declaración o respuesta verbal. Tales estudios pueden ser muy útiles pero estos usualmente no pueden capturar lo que la persona está pensando o sintiendo.

Por otro lado las respuestas en un grupo focal, son habladas, abiertas relativamente claras y cualitativas. Estas son más profundas y variadas. La comunicación no verbal y las interacciones grupales pueden también ser observadas. Por lo tanto, el grupo focal puede estar más cerca de saber lo que la gente realmente siente y piensa; sin embargo, sus respuestas son más difíciles (o imposibles) de puntuar o escalar. ¿Cuál es mejor técnica? Ambos métodos son útiles y ambos se pueden usar juntos para complementarse. ¿Cual se debería usar en que situación específica? Eso depende de las necesidades y razones o propósitos de cada quien, y de los recursos disponibles para usted. El siguiente punto es descrito con más detalle.

¿Cuándo se debe usar un grupo focal?

  • Cuando se considera la presentación de nuevos programas de intervención o servicios.
  • Cuando el principal interés es una profunda opinión o es un matiz de opinión, más que simplemente el acuerdo o desacuerdo de las personas.
  • Cuando se desea hacer preguntas que no puedan ser fácilmente contestadas o bien preguntadas en una encuesta.
  • Cuando se requiere complementar el conocimiento que se puede encontrar en encuestas de papel y lápiz.
  • Cuando se sabe o se puede encontrar a alguien con experiencia y práctica en un grupo.
  • Cuando se tiene el tiempo, conocimiento y recursos para captar a un grupo voluntarioso de participantes.

Pruebe este ejercicio:

Aquí hay varias situaciones en las cuales desearía saber más acerca de las opiniones de la comunidad antes de actuar. ¿Qué tan útil sería un grupo focal en cada caso?

  • Una nueva clase de gripe está rondando. La mitad del pueblo parece estar contagiado. ¿Qué se debería hacer acerca de esto?
  • Una ola de asaltos domiciliarios ha afectado a un vecindario cercano. ¿Cómo podría detenerse esto?
  • Se está planeando un nuevo campo de juego. ¿Qué características debería de tener?

Nuestros puntos de vista.

  • Controlar la gripe no es un asunto de opinión pública, más bien un problema médico, y un asunto de prevención y tratamiento en salud pública. Un grupo focal probablemente no sería útil aquí.
  •  Incrementar la presencia policíaca podría ayudar, pero una discusión estructurada entre los vecinos podría dar con otras soluciones útiles. Un grupo focal podría tener bastante mérito.
  • La opinión de la ciudadanía es definitivamente necesaria aquí. Un grupo focal sería el camino ideal para investigar.

El grupo focal no es necesario para cada situación social, pero puede ser útil en muchas situaciones donde la acción debe ser guiada por la opinión pública.

Los pros y contras de los grupos.

¿Se deberían obtener opiniones de los grupos, o de los individuos? Los grupos focales son por supuesto, grupos. Sin embargo la mayoría de las encuestas cubren una persona a la vez.

Una ventaja de los grupos focales es la profundidad y complejidad de la respuesta, como se mencionó antes. Además, los miembros del grupo pueden estimular nuevos pensamientos en otros, lo que podría no haber ocurrido de otro modo.

Pero también hay desventajas.

Por ejemplo los grupos focales usualmente requieren más tiempo por persona que las encuestas individuales, debido a que el grupo tiene que ser reclutado y a que el grupo por si sólo requiere tiempo. Algunos miembros del grupo pueden tener reparos en sentarse a hablar abiertamente. Y en ocasiones es necesario pagarle al líder del grupo focal para lograr esto.

Por supuesto, también es posible combinar las ventajas de ambos métodos y entrevistar a una persona a la vez, con profundidad. Pero esto podría consumir mucho tiempo y requerir más recursos de los que se tiene a la mano.

Considere su propia situación:

  • ¿Cómo se pueden intercambiar estos factores?
  • ¿Cuál es la mejor solución para Usted?

Suponga que se decide conducir a un grupo focal. Esto puede ser una buena decisión. Ahora, ¿cómo hacerlo? A continuación se presenta un procedimiento sobre como lograrlo paso a paso, con algunos comentarios adjuntos. Pensamos que esto puede funcionar para usted.

¿Cómo llevar a cabo un grupo focal?

Antes de empezar:

Revise sus metas. Pregunte

  •  ¿Por qué deseo conducir un grupo focal?
  • ¿Por qué hago esto?
  • ¿Qué espero aprender?

Considere otros métodos.

  • ¿Planea usar otros métodos también para obtener información acerca de las opiniones?
  • Si responde que si: ¿cuáles y porqué?
  • Si responde que no: ¿es este el mejor método para averiguar lo que desea?

En otras palabras, por el momento:

  • Piense antes de iniciar
  • Mire antes de dar el salto.

Encuentre un buen líder.

Este no es un asunto sin importancia. Su líder determinará el éxito de su grupo. ¿Qué clase de líder desea? Probablemente alguien que:

  • Tenga experiencia facilitando grupos
  • Conozca algo sobre el tema
  • Se relacione bien con los participantes del grupo focal
  • Trabaje con usted para darle los resultados que desea

Mire cuidadosamente a su alrededor. Quizás pueda encontrar al líder correcto dentro de su propia organización. Es posible que usted pueda hacer el trabajo sólo (pero no sobreestime o subestime sus propias habilidades). Dependiendo de la situación podría considerar el buscar a alguien fuera de su organización, alguien que se especialice en dirigir esta clase de grupos.

Encuentre a alguien que registre la información.

Un punto pequeño, pero importante, a menudo descuidado. Asegúrese de que las ideas de la gente no se pierdan. Alguien deberá estar escribiendo lo que se dice, de la misma forma que registrando durante una reunión. Prepare esto con anticipación. De modo alternativa, podría usar una grabadora, con el permiso del grupo. En este caso tomará más tiempo transcribir la grabación e interpretar la trascripción, pero usted tendrá un registro más completo, exacto y permanente.

Decida quien debería ser invitado.

Idealmente los invitados deberían ser una muestra representativa de las personas de las cuales desea conocer sus opiniones.

O suponga que está interesado en las opiniones de inquilinos de viviendas en renta. En este caso, deberá extender sus invitaciones a diferentes viviendas públicas en su comunidad. No sólo las mejores o las peores o las más lujosas.

O suponga que está interesado en las opiniones de los comerciantes de la calle principal. Deberá obtener una lista completa. Seleccione un grupo representativo, p. ej., por tamaño, tipo o propiedades locales o foráneas. Probablemente querrá escuchar acerca de todo tipo de negocios; asegúrese de hacerlo así.

Incluso podría poner los nombres en un sorteo. Esto permite una muestra al azar. O mejor aún, si tiene tiempo, podría trabajar con diferentes grupos, para incluir más gente o diferentes tipos de gente.

Decida acerca de los incentivos.

Esto es, ¿debería ofrecer un incentivo a la gente por participar? Tal vez no. En ese caso, ¿Porqué debería asistir la gente?, ¿Qué significa esto para ellos?

Posiblemente la gente asistirá sólo porque quiera ayudar. O porque piensan que conocerán a otras personas interesantes o aprenderán algo o sólo por divertirse. Quizá la novedad de la experiencia por sí misma sea un motivador. Y quizá todas estas razones sean ciertas (o por lo menos la gente lo cree).

Pero quizá esas razones no son suficientes y sean necesarios algunos otros incentivos. El dinero es uno de ellos, algunas veces se les paga a los miembros del grupo focal, aunque sea una pequeña cantidad. Si usted puede pagarlo, considérelo. Si no puede, entonces piense en otro tipo de incentivos: comida y bebida (más que galletas y refrescos); reconocimientos públicos; algo para llevar a casa; una oportunidad de entrenamiento posterior. ¿Qué conseguirá hacer este papel?

Tome decisiones acerca de las reuniones particulares.

Específicamente:

  •  ¿Qué día?
  • ¿En qué lugar?
  •  ¿A qué hora?
  • ¿Por cuánto tiempo?
  •  ¿Cuántos grupos?

Recoja esta información antes de que empiece a localizar a las personas.

Prepare sus preguntas.

Cuando usted llegue al el grupo, usted debe ir preparado. No lo deje pasar. En su lugar, debería tener (y escribir con anticipación) una lista de los temas y preguntas que quiere realizar. Esto no significa que recitará preguntas una por una. Su lista de preguntas es una guía, más que un guión exacto, sin embargo tenga esta lista con usted.

Reclute a los miembros.

Llámelos, escríbales una carta o encuéntrelos.

Recuerde:

  • Al igual que en otras cosas, los contactos personales funcionan mejor.
  • Haga hincapié en los beneficios. ¿Por qué debería estar presente la gente?

Revise otra vez.

Revise lo que ha preparado. ¿Está listo todo? La preparación es el _____ % del éxito (no sabemos el porcentaje exacto pero sabemos que es alto).

Cuando el grupo se reúna.

 Conduzca el grupo.

A continuación se presenta una secuencia de eventos común para muchos grupos, (el líder usualmente toma la responsabilidad de llevarlos a cabo).

  • Agradezca a la gente por su asistencia
  • Revise el propósito del grupo y las metas de la reunión. Establezca el escenario.
  • Hable acerca de como fluirá la reunión, cómo se procederá y cómo pueden contribuir los miembros del grupo. Establezca las reglas y motive la participación abierta.
  • Establezca el tono (esto es importante, porque probablemente algunos de los miembros ya han estado en un grupo focal antes).
  • Haga una pregunta de apertura. Esta podría ser una pregunta muy general (¿cuáles son sus opiniones generales acerca de X?) o algo más específico. Ambas elecciones son justificables y ambos tipos de pregunta podrían ser hechas antes de que el grupo termine.
  • Asegúrese de que todas las opiniones acerca de la pregunta tienen oportunidad de ser escuchadas.

Algunas técnicas comunes

  •  Resuma lo que escuchó y pregunte al grupo si está de acuerdo.
  •  Haga la misma pregunta de forma diferente (reformule)
  •  Pregunte si alguien tiene algún otro comentario acerca de la pregunta.
  •  Formule una pregunta de seguimiento
  •  Mire alrededor, haga breve contacto visual, especialmente con aquellos que no han hablado.

Recordatorio No. 1: Asegúrese de llevar el registro. Si el grupo no está siendo grabado, alguien debe escribir los puntos claves.

Recordatorio No. 2: Por su puesto, el trabajo del líder es elicitar opiniones, no juzgar. Todas las opiniones deben ser apoyadas. Los juicios vendrán después.

  • Haga su siguiente pregunta y prosiga con las siguientes preguntas de la misma manera.
  • La formulación de las preguntas, los seguimientos, el orden y cuanto tiempo se consuma en cada una de ellas son puntos que el líder tendrá que decidir, algunas veces al momento. Un líder experimentado será capaz de hacerlo. ¡Es por eso que usted se tomó su tiempo para encontrarlo!
  • Cuando todas sus preguntas hayan sido hechas y antes de que el grupo termine, pregunte si alguien tiene otros comentarios. Esta puede ser una manera efectiva de recoger otras opiniones que no han sido expresadas.
  • Dígale a los miembros del grupo, cuáles son los próximos pasos a seguir y qué es lo que pueden esperar que suceda.
  • No olvide agradecer al grupo por asistir.

Después de la reunión

Revise los datos.

Si usted ha grabado la sesión haga una trascripción. Si no es así escriba un resumen de las notas del grupo. Pero en cualquier caso, revise cuidadosamente la información que ha recabado.

  • ¿Qué patrones surgieron?
  •  ¿Cuáles son los temas comunes?
  •  ¿Qué nuevas preguntas surgieron?
  •  ¿Qué conclusiones parecen ciertas?

En algunos casos, puede usar un código para contabilizar los datos y el número de veces que un tema en particular ha sido mencionado. La experiencia es útil aquí. Ya sea que usted lo haga así o no, trate de tener más de una persona para revisar los resultados de manera independiente (inclusive los mejores tenemos nuestros sesgos). Después reúnase para comparar sus interpretaciones y conclusiones.

Comparta los resultados con el grupo.

Ellos le han dado su tiempo. Lo menos que puede hacer es darles retroalimentación, es una obligación. Esto lo puede hacer por correo, teléfono o por e-mail. Algunas veces es posible traer al grupo otra vez para una segunda sesión y revisar resultados, verificar su exactitud y/o explorar otros temas.

Nota: Quizás los miembros del grupo están ahora más interesados en el tema y les gustaría involucrarse más. Considere el ofrecerles una oportunidad para hacerlo. Un grupo focal, indirectamente, puede ser una herramienta de reclutamiento.

 Utilice los resultados.

Por supuesto, esto no es parte del grupo, no directamente por lo menos. Recabar información fue útil en primer lugar, razón por la cual usted integró un grupo focal. Ya ha obtenido lo que deseaba. Tiene la oportunidad y quizás la responsabilidad de ponerlo en uso. Puede mejorar la situación que originalmente lo motivó e hizo pensar en un grupo focal.

Qué tipo de preguntas se hacen en un grupo focal?

Abajo se presentan algunos ejemplos sobre preguntas generales. Estas se aplican ampliamente a los grupos de discusión enfocada en un programa o servicio particular, pero pueden adaptarse para programas planificados, así como para grupos que tratan de otros asuntos. El lenguaje preciso y el orden de la presentación dependerá del tema a tratar y el grupo, por lo tanto cada pregunta podrá ser adaptada de acuerdo a sus propias necesidades.

  • ¿Cuáles son algunos de sus pensamientos acerca de lo que está ocurriendo ahora?
  • ¿Diría usted que está usted satisfecho con la actual situación, con el modo en que las cosas están ocurriendo?
  •  Si es así ¿Con que está usted satisfecho? ¿Porque es así? (O, ¿Que está funcionando bien?)
  •  ¿Existen cosas con las que usted está insatisfecho, que usted quisiera cambiarlas? (O, ¿Qué es lo que no está funcionando bien?)
  •  En ese caso, ¿Cuáles son ellas? ¿Porque es así? ¿Como deberían cambiar? ¿Qué clase de cosas le gustaría usted ver qué ocurren?
  • ¿Qué hay acerca de este aspecto particular (del tema)? ¿Qué piensa usted acerca de esto?
  • Repita para diferentes aspectos del tema, con variaciones en el estilo. Por ejemplo, si el principal enfoque del grupo fue las políticas comunitarias, algunos aspectos claves a cubrir podría ser la visibilidad, la sensibilidad, interacción, respeto, etcétera.
  •  Algunas personas han dicho que una forma de mejorar X es hacer Y.
  •  ¿Está usted de acuerdo con esto? (O, ¿Que siente usted acerca de esto?)
  •  ¿Existen otras recomendaciones que usted tenga, o sugerencias que a usted le gustaría hacer?
  •  ¿Hay otras cosas que a usted le gustaría decir antes de terminar?
  •  Algunas “pruebas”, o “seguimientos”, diseñados para obtener más información sobre una pregunta concreta:
    • Podría decirme más acerca de esto?
    • Podría darme un ejemplo?
    • Juan dice X. ¿Qué hay acerca de las opiniones de los demás? ¿Qué pensáis?
    • ¿Qué hay acerca de ti, Jesús? [O, “vosotros, los de aquella esquina”] ¿Tenéis alguna idea acerca de esto?
    • ¿Alguien más tiene ideas acerca de esto?
Contributor 
Bill Berkowitz

Recursos impresos

Avery, M., Auvine, B., Streibel, B., and Weiss, L. (1981). Building united judgement: A handbook for consensus decision making. Madison, WI: Center for Conflict Resolution. (Available from the Center at P.O. Box 2156, Madison, WI 53701-2156).

Cox, F. M. (1995). "Community problem solving: A guide to practice with comments." In Rothman, J., Erlich, J. L., and Tropman, J. E. (eds.), Strategies of community intervention (5th ed., pp. 146-162). Itasca, IL: F. E. Peacock.

Dale, D., and Mitiguy, N. (1978). Planning for a change: A citizen's guide to creative planning and program development. Amherst, MA: University of Massachusetts, Citizen Involvement Training Project.

Johnson, D. W., and Johnson, F. P. (1997). Joining together: Group theory and group skills (6th ed.) Boston: Allyn and Bacon.

Lawson, L. G., Donant, F. D., and Lawson, J. D. (1982). Lead on! The complete handbook for group leaders. San Luis Obispo, CA: Impact Publishers.

Mondross, J. B., and Wilson, S. M. (1994). Organizing for power and empowerment. New York: Columbia University Press.