Formulario de búsqueda

Sección 2. Liderazgo de servicio: Aceptar y mantener el llamado al servicio

Más información

Más información

  • ¿Cuáles son las cualidades de un líder para el servicio?

  • ¿Cómo convertirse en un líder para el servicio?

  • ¿Cómo encontrar inspiración?

Nota: El concepto del líder para el servicio proviene del trabajo pionero de Robert K. Greenleaf.

Afrontémoslo, el liderazgo tiene mala reputación. Debido a lo que va desde los escándalos sexuales hasta la malversación, desde el monstruo hambriento de poder hasta el inepto burócrata, a muchas personas se les dificulta tener fe en sus líderes y trabajar conjunta y eficientemente con ellos para alcanzar metas comunes.

Sin embargo, aún existen personas que lideran por lo que podríamos llamar las razones “correctas”; estas personas usan su liderazgo como un medio para ayudar a otros, en vez de utilizarlo para obtener poder personal. Estas personas llegan a ser líderes porque quieren llegar a servir a otras personas de la mejor manera.

¿Cómo es eso? Durante su servicio, se han dado cuenta que pueden hacer el mayor bien si aceptan las responsabilidades y posibilidades del liderazgo. Nosotros llamamos a estos líderes que han surgido del deseo de servir más eficientemente, líderes para el servicio.

En las siguientes páginas exploraremos algunas de las ideas del liderazgo de servicio. Veremos brevemente cómo alguien se convierte en un líder para el servicio. Finalmente, discutiremos un tema igualmente importante; cómo un líder para el servicio puede, a largo plazo, mantener su deseo de servir.

¿Cuáles son las cualidades de un líder para el servicio?

Muchas de las otras secciones de este capítulo acerca de la Caja de Herramientas discuten las cualidades del liderazgo, por ejemplo: la habilidad de influenciar a otros, de tomar decisiones y de identificar necesidades. Todas estas cualidades son igualmente necesarias para los líderes de servicio. Sin embargo, el término líder para el servicio requiere algo más; tal vez una disposición diferente. Es verdaderamente un acercamiento únicoal concepto del liderazgo.

A continuación presentamos una lista de algunas de las cualidades más importantes de los líderes para el servicio. Algunas de las ideas y acciones siguientes son únicas para los líderes para el servicio, otras pueden encontrarse en todos los tipos de liderazgo, sin embargo simplemente tienen mayor énfasis en los líderes para el servicio.

El líder para el servicio se considera a sí mismo “el primero entre un grupo de iguales”. Esta idea es el corazón mismo del liderazgo para el servicio. Un líder servidor no se considera a sí mismo por encima de aquellos que lidera. En cambio, el es primus inter pares que en latín significa, “primero entre iguales”. Es decir,el líder servidor ve a quienes lidera como compañeros a los cuales enseñar o de los cuales aprender. Está dispuesto a liderar a otros con el fin de alcanzar una meta común, pero no cree que siendo el líder lo hace mejor que ellos.

Por esto, el líder para el servicio es un formador de equipos consumado. Recurre a las fortalezas de sus seguidores y se vuelve un seguidor cuando es conveniente. Tal líder no dirige por decreto o dictamen. En vez de ello, él o ella lidera dejando que cada quien haga lo que hace bien. En este sentido puede funcionar como lo hace el director de un circo, dirigiendo a los artistas a sus posiciones para luego permitir que ellos brillen por sí mismos.

Esta idea no es nada nueva, de hecho fue tomada hace miles de años de los siguientes versos adaptados del Tao Te Ching, un antiguo texto chino:

La razón por la cual cientos de montañas rinden homenaje a ríos y mares es por estar ellos debajo. Por eso, ríos y mares reinan sobre todas las montañas. Así el sabio, deseando estar por encima de otros, se mantiene por debajo; deseando estar delante de otros, se queda atrás. Por esto, aunque el sabio esté por encima de otros, ellos no sienten la carga; aunque esté delante de otros, ellos no lo consideran una ofensa.

Como el sabio, el estilo de liderazgo del líder de servicio puede ser llamado no asumido. Este estilo de orientación no es una carga para los seguidores (donde las personas, tienen la capacidad de expresar sus preocupaciones y trabajar de acuerdo a su potencial). En vez de eso,el líder de servicio comparte las cargas y beneficios con sus compañeros. Todos los involucrados se benefician.

El líder servidor usa el poder honestamente. El líder para el servicio usa legítimamente el poder del liderazgo, para el bien de las personas que sirve. Ve el liderazgo como un medio para obtener el bien general, no como un fin de beneficio personal.

Para quienes vemos a las personas en el poder, la diferencia es muy clara. No nos impresiona el prestamista que usa sus músculos y presume de su fuerza ni el político que habla con mucha labia y presume de sus habilidades. Admiramos a las Madres Teresas y a los Nelson Mandelas del mundo. Esos son líderes para el servicio que han asumido sus posiciones con integridad.

Robert Greenleaf, en su ensayo El servidor como líder, lo pone de esta manera: (El liderazgo de servicio) “Comienza como un sentimiento natural de que uno quiere servir, primero servir. Luego la alternativa consciente lo lleva a uno a aspirar a liderar. La diferencia se manifiesta en el sentido de que el servidor primero se asegura de que las necesidades primarias de otras personas han sido atendidas”.

¿Nuestros líderes siempre tienen éxito este terreno? A duras penas. Pueden sucumbir ante el reto (y a uno como líder de servicio puede igualmente sucederle). Sin embargo, éste es el ideal al que debemos aspirar en nuestras instituciones públicas y nuestros líderes. Además, al seguir intentando hacerlo, podemos inspirar a nuestros seguidores a una vida de servicio.

El líder para el servicio entiende la importancia de los detalles del día a día. Cuando pensamos en el gran liderazgo, inmediatamente vienen  a la mente los grandes discursos o grandes lemas de diferentes campañas.

Sin embargo, la verdad es que estos discursos sólo forman una porción muy pequeña del liderazgo y son escasamente necesarios para el líder por servicio. Ser un líder servidor tiene que ver más con los discursos personales, cara a cara, y de hacerse cargo de los pequeños detalles del día a día.

Ejercicio:

Piense en un grupo de personas particularmente efectivo con el que haya trabajado o de cuya efectividad haya sido testigo. Las cosas se hicieron y se hicieron bien, y los miembros verdaderamente parecían disfrutar su trabajo. ¿Quién era el líder oficial o no-oficial? ¿Qué hacía? ¿Cuál era su estilo de manejo del grupo?

El líder servidor escucha y cuida de sus seguidores. Los líderes para el servicio se toman el tiempo para escuchar lo que otros tienen que decir. De hecho, están más que disponibles a escuchar, están activamente buscando opiniones e ideas de sus seguidores. Esto es de suma importancia para el líder de servicio.

Además, de este escuchar crece una relación de mutuo respeto. El escuchar es innato en el líder servidor;cuidar de  otros es parte de su persona. Usa esa habilidad y aprende de sus seguidores; no es únicamente maestro, también alumno.

Si se está buscando una manera de mejorar en habilidades de escucha, vale la pena darle un vistazo a nuestro ejercicio interactivo en la sección de Herramientas.

El líder servidor ayuda a la gente a obtener lo que quieren. El líder servidor cuida a la gente; y naturalmente va a encontrar lo quequieren y los ayuda a obtenerlo.

Algunas veces, sin embargo, el líder servidor parece querer algo muy diferente de lo que su gente quiere. ¿Qué pasa entonces?

Generalmente el objetivo final puede ser el mismo, pero la gente tiene ideas diferentes de cómo obtenerlo. Por ejemplo, un líder servidor puede querer un encuentro diplomático con los líderes de la oposición, en un caso de contaminación ambiental, mientras que otros desean confrontarlos.

Cuando nos encontramos con este tipo de situación, el líder servidor trata de poner las cosas en el contexto apropiado o mostrarla de una forma clara que permita a la gente ver las cosas a su manera. “Se logra atrapar más abejas con miel que con vinagre”, dice un antiguo dicho; por ello, un líder efectivo explica y discute las cosas de forma que las metas comunes estén claras o que las ventajas de hacer las cosas de cierta forma sean más obvias.

Después de leer esto, uno puede pensar que todo esto está empezando a sonar un poco negativo - toda esta habladuría de “vender” las cosas y ponerlas en la luz adecuada - . ¿Es manipulación entonces lo que hace un líder servidor?... Para nada. Debemos recordar que anteriormente mencionamos que el líder para el servicio debe liderar honestamente, por las razones adecuadas. Sin embargo, si uno habla español y desea mantener una discusión con alguien de Brasil, uno tiene que cambiar la forma en la que habla; quizá uno tenga que aprender portugués. En ese momento será posible mantener una buena conversación.

A pesar de que la mayoría de los casos no son tan extremos,el mensaje es claro: un líder servidor sabe – y utiliza – el lenguaje de sus compañeros. Veamos el siguiente ejemplo:

Un líder de un programa de prevención del embarazo en adolescentes quería apoyar al sacerdote católico local. Sin embargo, sabía que probablemente no llegaría muy lejos discutiendo el programa de la campaña “Usa condón”. En vez de eso, él y el sacerdote hablaron acerca de su trabajo en general. Ambos promovían la abstinencia y tenían un fuerte deseo de que los jóvenes vivieran tan plena y saludablemente como fuera posible. Dejando la discusión de lado, acordaron trabajar conjuntamente en varios proyectos y al final, el sacerdote acordó no oponerse abiertamente a otras labores del grupo con las cuales él no estuviera de acuerdo. Al final logró formarse una gran alianza.

¿La lección? Comenzar donde se encuentra la gente. Antes de continuar, es importante señalar aquí que el líder para el servicio no es de mentalidad cerrada. Es cierto que él/ella hará todo lo posible para convencer a otros de ver las cosas a su manera; sin embargo, como hemos dicho, el líder servidor escucha y aprende de sus compañeros. Está abierto a las mejoras. Por lo tanto, si se le convence de que los otros tienen razón, cordialmente accederá a esas sugerencias.

El líder servidor potencializa a sus seguidores. Aunque, como hemos visto en el último punto, el líder servidor comienza donde la gente está, él/ella no se detiene allí. En lugar de eso, el líder servidor ayuda a que otras personas vean el potencial que existe. Esto puede ser personalmente (yo sé que usted puede terminar un maratón), así como en lo referente a la comunidad (¿se puede imaginar lo que sería este barriobien pintado y con algunos árboles?). Un líder servidor ayuda a la gente a hacer cosas que ellos no sabían que podían. Se sienta con sus seguidores para fijar metas que sean tanto viables como desafiantes.

El líder servidor inspira a otros a servir. Por último, un líder servidor sabe que no puede hacerlo todo por sí solo - y francamente aunque pudiera, no querría- . Un líder servidor desea trabajar con y para los demás. Para hacerlo, entonces, el líder debe poder inspirar a los que sirve para que sirvan a otros.

¿Cómo el líder servidor inspira a la gente? Los métodos que utiliza para inspirar a las personas a servir no son necesariamente diferentes de los métodos utilizados por cualquier otro líder para inspirar a otros a hacer algo - o por cualquiera que sirva de inspiración a la gente- . El deseo del líder servidor de ayudar a los demás puede ser fuente de inspiración en sí mismo, pero la gente puede ser inspirada por muchas, muchas otras cosas.

Podríamos responder a esta pregunta, entonces, analizando brevemente la inspiración en general. Podemos empezar a nivel personal. ¿Qué nos hace emocionarnos cuando un orador está hablando? ¿Qué nos convence de donar dinero para un niño que nunca conoceremos? ¿Cúal es esta fuente de inspiración? ¿Qué tenemos que hacer?

Ejercicio:

Antes de continuar, escriba una lista de cinco dirigentes que conoce personalmente o cinco personas a las que admira enormemente. ¿Por qué lo inspiran? ¿Qué hacen? ¿Cómo lo hacen? ¿Qué le gusta a Ud. acerca de ellos? ¿Tienen todos el mismo estilo de liderazgo? Si no es así, ¿cómo se diferencian?

Es probable que las cinco personas sean muy diferentes. Una de ellas puede ser tranquila, mientras otra, agresiva. Quizá una grita; la otra, cuestiona. A una quizá le encanta la publicidad; la otra quizá tiene una saludable aversión (o desconfianza) a la prensa. Tal vez en la lista se encuentre alguien a quien nunca se haya visto, sino que algo que esa persona le causa a Ud. una emoción tremenda.

De cualquier manera, la gente de la lista probablemente es muy diferente, lo cual aplica para los dirigentes en general, e incluso para los líderes servidores. Si se observa de cerca, sin embargo, algunas cualidades se repiten entre ellos. Una lista parcial de las cualidades que inspiran son:

  • Honestidad
  • Conciencia social
  • Empatía
  • Pasión
  • Habilidad para vencer obstáculos, especialmente aquellos con los que han lidiado sus simpatizantes
  • Un sentido de alegría

Un líder servidor se adapta a la situación. Por ejemplo, si la casa de uno se está incendiando, uno no quiere que el bombero diga: "¿Y a qué hora cree usted que sería el momento más óptimo para el rescate?" Por el contrario, probablemente uno querrá oír, "La escalera está justo ahí y vamos a sacar a usted y a los niños".

Por otro lado, si uno está en el trabajo discutiendo un cambio importante en la organización, "¿Qué creen que debemos hacer?" se vuelve una pregunta adecuada. De hecho, cualquier persona puede enojarse si no se le pide su opinión.

Para inspirar, entonces, un líder servidor mide cada situación y responde a cada una individualmente. Cuando sea el caso, pasará las riendas a alguien cuyo estilo de liderazgo es más apropiado para la situación - trabaja con las fortalezas de las personas-. Un buen líder entiende cuando él /ella no es la mejor persona para el trabajo; conoce sus fortalezas y sus debilidades y sabe dejar pasar las oportunidades que se adaptan mejor a las destrezas de otras personas.

¿Cómo convertirse en un líder para el servicio?

Como se puede ver, convertirse en un líder servidor es más un estado de ánimo que un grupo de pasos a seguir. Por lo tanto, a diferencia de muchas de las otras secciones de la Caja de Herramientas, convertirse en un líder servidor no es un proceso que se sigue paso por paso. (En primer lugar ser honesto. En segundo lugar, preocuparse por la gente...). Sin embargo, hay cosas que el líder servidor debe hacer, en lugar de simplemente creer. Si se desea, se puede trabajar en estas habilidades para mantener fresca en la mente la parte de servicio del líder para el servicio. Muchos de estas habilidades se discuten en detalle en otras secciones, por lo que simplemente haremos mención de ellas aquí. Éstas incluyen:

  • Escuchar a los demás
  • Involucrar a otros
  • Promover el trabajo en equipo en lugar de la toma de decisiones individuales
  • Mejorar la capacidad de resolución de problemas

Estos temas se discuten con cierta profundidad  vea, las Herramientas al final de esta sección, para ver algunas actividades encaminadas a fomentar la comunicación y la creación de equipos.

¿Cómo encontrar inspiración?

El líder para el servicio, como lo hemos discutido, es alguien que quiere ayudar a los demás primero - y por lo tanto, por definición cuidarse a sí mismo en segundo lugar -. Sin embargo, esto a veces es problemático. Tal vez, como líder, uno siente que está perdiendo su ritmo. Se quiere ayudar a las personas - o, al menos, eso se hacía -. Sin embargo, se está desgastado, cansando. El problema que se tiene a cargo parece mayor que nunca, y la única cosa más grande es la pila de papeles en el escritorio. No se recuerda la última vez que se vio al/a  esposa/o y se desea delegar las riendas. No se quiere servir, se quiere olvidar el asunto; se imagina que sería mejor irse a Jamaica de vacaciones y nunca regresar.

¿Suena familiar? Y si es así, ¿qué se puede hacer al respecto? ¿Qué inspira (o re-inspira) al líder servidor? ¿De dónde obtenemos la energía, el entusiasmo y la persistencia para cautivar a los demás y llevarlos a ser activos defensores de nuestra causa? ¿Qué nos mueve a animar a otros?

Para el líder próximo a rendirse - o para el que quiere mantenerse alejado de ese camino - no es siempre fácil mantenerse inspirado y entusiasmado por la causa. Sin embargo, puede ser la cosa más importante que se puede hacer. Consumirse y renunciar puede parecer una posibilidad muy real. Sin embargo, se debe pensar de esta manera: si uno se permite a sí mismo consumirse y renunciar, una luz se habrá apagado y esto le habrá robado un arma poderosa a la causa.

Un buen líder, entonces – uno hecho para subsistir - se ocupa de sí mismo, a la vez que ayuda a los demás. Es fácil para muchos de nosotros quedarnos atrapados en nuestro trabajo y no considerar nuestras propias necesidades. O, si cuidamos de nosotros mismos, lo hacemos tarde, cuando los niveles de frustración son altos y las ventanas finalmente estallan.

Para evitar esto, el líder servidor piensa acerca de sus necesidades continuamente. Se ocupa de sí mismo antes de que ocurra un desastre.

Se podrá pensar que esto suena contradictorio; acabamos de leer que el líder servidor antes que nada, sirve. Es verdad. No obstante,  el líder debe obtener algo a cambio por su trabajo y debe reconocer esa ganancia o el camino del liderazgo puede volverse muy corto. Ambos elementos deben estar presentes. Veamos la superposición de los siguientes dos círculos:

Uno de estos círculos representa el deseo del llíder servidor de ayudar a otros, el otro representa su necesidad de ayudarse a sí mismo. Idealmente, un líder verse a sí mismo haciendo ambas cosas, en un lugar donde estos círculos se unen.

Entonces, ¿Cuáles son algunas de las cosas que el líder puede hacer para seguir inspirado y entusiasmado con su trabajo? La respuesta es tan individual como lo es cada líder. Sin embargo, se deben tener en cuenta  las siguientes posibilidades, las cuales han funcionado para muchos dirigentes:

  • Tomarse tiempo para sí mismo. Se puede pensar que no hay tiempo para unas vacaciones o para darse una tarde libre, pero ¿realmente no puede permitírselo? Uno necesita tiempo para reorganizarse y reponerse. Hay muchas maneras de hacerlo. Podría ser una meditación diaria, salir a trotar o tomarse el día para hacer algo que realmente se disfruta. Podría ser cualquier cosa: ir a una obra de teatro, disfrutar de un picnic, tomar una clase de cerámica o ver un partido de fútbol. Lo que sea que haga debe de ser algo sólo para uno, algo que se disfrute y  que brinde una sensación de renovación. ¡Y que no tenga nada que ver con el trabajo!
  • Leer- y no sólo de noticias y sobre el trabajo. Leer novelas, biografías o cualquier otra cosa que se disfrute. Una constante entre muchos de nuestros líderes históricos es lo mucho que leen. La lectura inspira creatividad y ayuda a ver el "panorama general" con más claridad. Al hacerlo, saltan a la vista asociaciones que de otra forma no se revelarían. En pocas palabras, leer ayuda a mantenerse al tanto de lo que pasa en la vida.
  • Contar con alguien que sirva de apoyo. Muchos hemos oído la frase de que “estar en la cima es solitario". Esto también puede ser así para los líderes servidores. Todos necesitamos gente que nos pueda ayudar y que nos apoye en nuestros problemas y nuestras alegrías.

Para los líderes de servicio es importante elegir a estas personas con cuidado. Esto es así porque, lamentablemente, si no se elegimos prudentemente, tendemos a poner nuestras necesidades en las personas equivocadas.

Es posible que tengamos apoyo de la gente en nuestra vida personal: cónyuges, familiares y amigos. A veces, sin embargo, es útil obtener el apoyo de personas dentro del campo, que hayan lidiado con desafíos y situaciones similares a las propias. Dos maneras de obtener este tipo de relaciones son las siguientes:

  • Tener un mentor. Siempre estamos aprendiendo; afortunadamente, nuestra educación nunca termina. Ponernos en los zapatos de nuestros antecesores y pisar sobre sus huellas hace nuestra visión mucho más amplia. Por lo tanto, mantener una relación de tutoría puede ser una excelente forma de continuar creciendo profesionalmente.
  • Crear relaciones sólidas con iguales. Hablar con otros líderes, particularmente del mismo campo, puede ser muy útil. Ésta es una forma en la que las reuniones y conferencias profesionales pueden ser útiles. Al hablar con otros dirigentes, se empieza a entender que otras personas tienen exactamente los mismos problemas, lo cual puede ayudar a ver que no se está solo.

Ejercicio:

Piense en alguien cuyo liderazgo admira o a quien admira profesionalmente en otras formas. Preferentemente, elija a alguien que ha estado trabajando en su área durante muchos años. Pregúntele ¿dónde encuentran su fuente de apoyo? Cuando se sienten frustrados ¿a quién se dirigen? Después pregúntese a sí mismo si encuentra las mismas posibilidades en su propia vida y si las mismas fuentes de apoyo funcionan para usted.

  • Autodesafiarse. Cuando la "vieja rutina" ya no funciona, se necesita hallar nuevas montañas que escalar. Es necesario arriesgarse con nuevas orientaciones y posibilidades. Esto podría ser a partir de crear un nuevo programa o alianzas o renovando un proyecto existente. Cualquier cosa que haga fluir el entusiasmo puede funcionar; las posibilidades son infinitas.
  • Ver el panorama completo. Es decir, recordar admirar todo el bosque y no quedarse mirando sólo los árboles. A veces, podemos quedarnos estancados con las frustraciones de nuestro trabajo diario. Ése es el momento de recordarnos a nosotros mismos nuestra visión más amplia, ya sea que se trate de darle fin al  maltrato infantil o de crear un barrio próspero o un mundo sin prejuicios. Al hacerlo, puede ser que estemos más dispuesto a ver estas pequeñas frustraciones como pequeños obstáculos que estamos dispuestos a enfrentar, en lugar de considerarlas montañas impenetrables para nuestros esfuerzos.
  • Celebrar las pequeñas victorias. La paz mundial por ejemplo, es un noble objetivo. No es algo que una persona, ni siquiera una organización logrará por sí sola. De hecho, puede que nunca pueda lograrse completamente; sin embargo, muchos de nosotros sentimos que es algo por lo que todavía vale la pena luchar. Por tanto, cuando se logre poner un granito de arena en lograr esa paz, se debe celebrar el logro.

Para resumir

El líder servidor ve el liderazgo de la misma manera que un carpintero veun martillo. Un martillo es un instrumento - muy importante. Se puede utilizar para construir, para crear, para hacer realidad un sueño. Y con un mal golpe, para tener un pulgar muy adolorido.

El liderazgo, también le permite a uno desarrollar sueños. Abre puertas y permite que las oportunidades se hagan realidad. Sin embargo, es algo con lo que se debe tener cuidado. Así como con el martillo, los errores pueden ser costosos, y peor aún, el liderazgo, al igual que el martillo, puede ser usado para destruir en lugar de crear; para herir a la gente en lugar de ayudarles. Si no se pone la debida atención, puede también destruir al líder.

El servidor que es prudente, entonces, es tan cuidadoso con este poder como lo sería con el martillo, siempre tratando de asegurarse de dar en el clavo.

Contributor 
Jenette Nagy

Recursos impresos

Greenleaf, R. K. (1976). Servant leadership: A journey into the nature of legitimate power and greatness. New York, NY: Paulist Press.

Covey, S. (1992). Principle-centered leadership. New York, NY: Simon and Schuster.

Recursos en línea

Greenleaf Center for Servant Leadership provides resources for understanding the principles and practices of servant leadership.

The Heartland Center for Leadership Development