Formulario de búsqueda

Sección 4. Garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos

  • ¿Qué significa garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos?

  • ¿Por qué tratar de garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos?

  • ¿Cuándo tratar de garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos?

  • ¿Quién debe garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos?

  • ¿Cómo garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos?

Moverse en el mundo físico es algo que muchos de nosotros damos por sentado. Bordillos, umbrales, escaleras, aceras, obstáculos, pasadizos estrechos – ésas son algunas de las barreras por las que pasamos muchas veces al día. Raras veces nos detenemos a pensar en los letreros, los anuncios en los altavoces, las señales de tráfico y otras fuentes que nos dirigen o nos dan la información necesaria, salvo para evitarlas o utilizarlas.

Para aquellos de nosotros que tenemos algunos impedimentos físicos, sin embargo - un bordillo o unas escaleras pueden ser grandes obstáculos. Los anuncios en los altavoces del aeropuerto son a menudo difíciles de entender para las personas con un oído perfecto; para quienes son sordos o no escuchan bien, da igual que existan o no.  Los letreros, por muy bien colocados que estén y aunque conlleven mucha cantidad de información, no sirven de nada para alguien con problemas visuales, a menos que estén en lugares previsibles y puedan ser leídos al tacto.

En otras palabras, las características físicas que las personas sin impedimentos físicos dan por sentadas pueden presentar graves problemas para las personas con capacidades diferentes, principalmente porque sus necesidades en el diseño de estas características no se han tomado en cuenta. Esta falta de consideración puede extenderse también en el trato que se les da a dichas personas a la hora de buscar un empleo, educación, o servicios. En más de 50 países, esta situación ha sido reconocida y tratada, al menos en cierta medida, por leyes que protegen a estas personas de la discriminación, y garantizan al menos un cierto grado de acceso a las instalaciones públicas, al empleo, los servicios, la educación y / o las prestaciones.

Esta sección es parte de un capítulo que trata de cambiar el carácter físico y social de las comunidades. Vamos a discutir la realización de cambios comunitarios que garanticen que las personas con impedimentos tengan acceso físico a edificios y otros espacios que son utilizados por el público, así como los cambios a fin de garantizar su acceso al empleo, los servicios, la educación, las funciones de gobierno y la plena participación cívica.

¿Qué significa garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos?

De acuerdo con la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés),  el término "discapacidad o impedimento físico" significa que una persona tiene una condición física o mental que limita sustancialmente una o más de las actividades más importantes de su vida o que existe un registro de este tipo de impedimento o se considera que un individuo tiene tal condición.  Tan sólo en E.UU, los impedimentos físicos graves causadas por lesiones, enfermedad, dolencias o por factores neurológicos, químicos o de desarrollo, afectan a alrededor del 12% de la población.

Alrededor del 18% de la población estadounidense tiene algún nivel de impedimento físico, una cifra que asciende a un 72% en las personas con 80 años o más, y se reduce a un 11% en niños y jóvenes de 6 a 14 años. Un cuatro por ciento de la población de más de 6 años posee un impedimento físico suficientemente grave como para requerir asistencia personal en una o más actividades de la vida diaria.

Aprobada en 1990, la ADA es la ley general que abarca la mayoría de los asuntos relacionados con el acceso para las personas con impedimentos físicos en EE.UU. y las leyes de los derechos de las personas con tal condición en muchos otros países están basadas en ella. Se aplica en todas las oficinas e instalaciones de gobierno estatales y locales  y todos los servicios públicos - edificios y otros espacios que están disponibles para el público en general. La ADA garantiza el acceso físico y la no discriminación en el empleo y en la prestación de servicios, bienes, programas y educación. Vamos a discutir algunas de las características específicas de ésta y otras leyes de derechos de las personas con capacidades diferentes y su aplicación con mayor detalladamente más adelante en la sección.

Un impedimento es solamente eso cuando le impide a alguien hacer lo que quiere o necesita hacer. Un abogado puede ser tan eficaz en una silla de ruedas como sin ella, siempre y cuando tenga acceso a la sala de audiencias y a la biblioteca jurídica, así como a cualquier otro lugar y material o equipo que sea necesario para que pueda desempeñar bien su trabajo. Una persona que no puede oír puede ser un maestro carpintero o jefe de un laboratorio químico si puede comunicarse con los clientes y los asistentes. Una persona con una enfermedad mental puede, no obstante, ser un brillante erudito o teórico (John Nash, el protagonista de la película Una mente maravillosa, fue ganador del Premio Nobel y fue descrito por algunos como el matemático más importante de la segunda mitad del siglo XX, a pesar de ser esquizofrénico).

A veces, por otro lado, un impedimento es realmente eso. Si el edificio está en llamas y los ascensores no funcionan, una persona en silla de ruedas que se encuentra en el piso 14 podría estar en una situación muy difícil. Con el fin de funcionar eficazmente y con seguridad en el trabajo, la educación y la vida cotidiana, las personas con capacidades diferentes tienen que tener acceso físico y social a los mismos espacios, empleo, bienes, servicios, entretenimiento y participación comunitaria que todos los demás. Cuando ese es el caso, sus impedimentos no limitan su capacidad para participar plenamente en la vida.

Las impedimento pueden ser visibles o invisibles, físicos o de otro tipo. La mayoría pueden ser hereditarios o causados por problemas de desarrollo previos al nacimiento; por lesiones; enfermedad; desequilibrios químicos, o, en algunos casos, por factores ambientales.

Los impedimentos  se categorizan en varios tipos

Físicos.

Éstos son en los que la mayoría de las personas piensa cuando escucha el término "impedimento físico". Por lo general son visibles de una forma u otra, y pueden incluir:

  • Problemas de movilidad. Debido a que la gente con dificultades de movilidad puede toparse con barreras que la mayoría de la gente no ve– un bordillo alto, unas gradas – hay que tenerlas en cuenta cuando se mencionan asuntos relacionados con el acceso.
  • Uso de manos y brazos. La dificultad para usar las manos o los brazos puede o no ir acompañada de dificultades de movilidad. Las personas con esta dificultad física pueden sentirse frustradas en un mundo en el que empuñar, tomar, girar o empujar algo con un dedo es a menudo un medio de acceso.

Una vez más, un impedimento físico es justamente eso sólo cuando se interpone en el camino de las personas. Jim Abbott, quien nació sin la mano derecha, tuvo una respetable carrera de diez años como lanzador de pelota de béisbol en las grandes ligas de béisbol, después de ser la estrella en sus equipos de fútbol y béisbol del instituto y tras jugar al béisbol en la universidad. Por definición, tiene un impedimento físico, pero en realidad, no tiene ningún problema de ese tipo.

  • Dificultades del habla. Este tipo de dificultades plantean retos en la comunicación, ya que hacen la conversación telefónica difícil o imposible, y a menudo  dan lugar a intercambios frustrantes en los restaurantes, en las oficinas médicas y en las tiendas. Pueden llevar consigo a veces la suposición errónea de que alguien que no se expresa con claridad es deficiente mentalmente o que tiene una enfermedad mental. Las causas de las dificultades en el habla incluyen enfermedades neurológicas, tales como en el caso del mal de Parkinson o la parálisis cerebral, la cirugía de cáncer de garganta, el autismo y retraso mental.

Además de estas dificultades, hay una serie de impedimentos "invisibles", enfermedades que no son inmediatamente evidentes o que no están constantemente presentes, pero que pueden causar problemas considerables. Por ello, se pueden considerar impedimentos físicos en el marco de la ley, y están sujetas a las mismas normas que otras situaciones más evidentes, incluso si están controladas con medicamentos. Algunos ejemplos incluyen:

  • El asma y las alergias. Cuando el asma y las alergias son lo suficientemente graves como para afectar a las principales actividades diarias, se consideran impedimento físico en el marco de ADA, a pesar de que puedan estar presente solamente bajo ciertas condiciones.
  • Problemas de espalda o articulaciones. Es posible que la espalda, las rodillas y las caderas, a causa de lesiones, artritis o por el envejecimiento,  estén en buenas condiciones un día y presenten alteración del funcionamiento al día siguiente  (o al minuto siguiente, como resultado de un mal movimiento). Tropezar en una acera agrietada o permanecer sentado durante seis horas en un avión podría dejar a cualquiera incapaz de andar.
  • Dolor crónico. Daño en los nervios por una lesión, por enfermedad o por movimientos repetitivos puede provocar un dolor intenso y crónico.

Sensoriales.

  • Dificultades auditivas o sordera. Algunas personas nacen con sordera total o parcial. Muchas otras desarrollan problemas auditivos como resultado de la exposición al ruido, a las lesiones o las infecciones y al envejecimiento.
  • Dificultades de visión o ceguera. Al igual que la sordera, la ceguera puede ser congénita o el resultado de una lesión o enfermedad. Algunas personas que parecen ver, son en realidad legalmente ciegos, pero pueden ver lo suficiente como para evitar los obstáculos comunes y  las personas. Las personas con ceguera total o parcial pueden utilizar un bastón o un perro guía para ayudarles a moverse o pueden simplemente confiar en sus otros sentidos, en el sentido común y en la ayuda de los demás.

Para una persona que depende de un animal de servicio, como un perro guía, el acceso significa el acceso del animal también. La ADA exige que las empresas y otros servicios públicos permitan que los animales de servicio acompañen a las personas con impedimentos físicos en sus locales y prohíbe la exclusión de las personas con animales de servicio o su aislamiento de otros clientes. La ley incluye restaurantes, cuyas normas locales o estatales de salubridad podrían impedir que se permita la presencia de los animales. La ley federal de ADA, sin embargo, anula a las demás.

La mayoría de los servicios públicos reconocen a los perros guía para ciegos, pero pueden ser confundidos por perros para sordos (las personas sordas parecen dar la impresión de no tener un impedimento físico), o por otras especies utilizadas como animales de servicio. Los caballos miniatura y algunas razas de cerdos se han vuelto más populares como animales guía, por ejemplo, y los monos en ocasiones sirven como asistentes de cuidado personal para las personas cuadripléjicas. Todos están cubiertos por la ley, e incluso se les permite, en la mayoría de los casos viajar con sus amos en los aviones.

Neurológicos.

Neurológico significa que tienen que ver con el sistema nervioso. Muchos impedimentos de hecho, tienen un origen neurológico. La parálisis cerebral, migrañas, esclerosis múltiple, por ejemplo, todas se derivan de problemas en el cerebro, más que de problemas mecánicos en los músculos, los órganos o los huesos. Hemos elegido aquí agrupar abajo algunas enfermedades neurológicas que tienen importantes consecuencias físicas evidentes y/o permanentes.

Migrañas. Aunque se ha pensado durante largo tiempo que eran psicológicas, las migrañas en realidad son un síndrome neurológico, cuyo principal síntoma es intensos y debilitantes dolores de cabeza, a menudo acompañados de alteraciones de la visión, debilidad y/o náuseas. Al parecer, de origen genético, la migraña puede ser desencadenada por el clima, los ciclos hormonales y/o por diversos factores ambientales, tales como la iluminación y los olores (los factores desencadenantes son diferentes para cada persona). Los dolores de cabeza y los síntomas de acompañamiento pueden durar varias horas o días y pueden provocar que el trabajo, los viajes y otras actividades resulten casi imposibles de realizar.

Las migrañas son una cuestión poco clara en lo que respecta a la ADA. La ley no define específicamente cuáles son las condiciones que constituyen un impedimento físico, sino más bien, como se citó anteriormente, que el impedimento físico es “tiene una condición física o mental que limita sustancialmente una o más de las actividades más importantes de su vida o que existe un registro de este tipo de impedimento o se considera que un individuo tiene tal condición”. Por lo tanto, las migrañas se pueden considerar como un impedimento físico cuando reúnen estos criterios, y los tribunales o los órganos reguladores han determinado en algunos casos que un individuo en particular que padece migrañas reúne dichas condiciones. En otros casos, la demanda ha sido denegada, y no existen normas acordadas para juzgar qué personas que sufren migrañas poseen un impedimento físico y quiénes no.

Algunas de las enfermedades que llamamos neurológicas, por otra parte, no pueden ser aparentes inmediatamente. Pueden tener consecuencias que son tan dramáticas como los impedimentos físicos, pero esas consecuencias no se ven salvo en circunstancias particulares. Entre ellas:

  • La epilepsia y otros ataques de apoplejía. Las personas con epilepsia pueden funcionar normalmente la mayor parte del tiempo, pero en ocasiones pueden sufrir ataques (técnicamente llamados convulsiones) – ocasiones en las que hay esencialmente aumentos repentinos de energía en los impulsos eléctricos en el cerebro. El resultado puede ser tan drástico como un desmayo y/o problemas de control motor o de poca gravedad como un tic involuntario. La mayoría de las personas con epilepsia y otros trastornos similares toman medicamentos contra los ataques, pero muchas experimentan efectos secundarios perceptibles, como la somnolencia.
  • Síndrome de Tourette. Ésta es una enfermedad neurológica caracterizada por tics incontrolables (movimientos nerviosos), de cuerpo y voz. Este mal es famoso porque los tics vocales de muchas personas incluyen frases inapropiadas. Los efectos varían de una persona a otra, pero casi siempre son embarazosos y psicológicamente dolorosos para los que lo sufren, y puede crear problemas en el trabajo y en situaciones sociales.

Cognitivos (incluyendo las limitaciones relacionadas con el desarrollo).

Estas dificultades son el resultado de factores genéticos y de desarrollo, a menudo antes del nacimiento. Tienden a abarcar una gama de habilidades intelectuales y de otro tipo, de modo que algunas personas pueden ser capaces de vivir de forma independiente y trabajar, mientras que otras pueden necesitar apoyo durante toda la vida. Aunque algunos aspectos de estas limitaciones se pueden tratar en cierta medida a través de terapia conductual y/o con medicamentos, son enfermedades permanentes.

  • Autismo. Considerado durante mucho tiempo como un problema psicológico, sólo recientemente ha llegado a ser reconocido como una condición permanente, derivado de ciertas condiciones cerebrales y tal vez de otras partes del cuerpo también. Los síntomas generalmente se desarrollan muy pronto en la vida de una persona (alrededor de los 3 años) e implican una dificultad en el procesamiento de la información, la cual lleva a la falta de interés en la interacción con los demás (así como  total desatención de los indicadores sociales y las normas) y con el medio ambiente. Los niños autistas y los adultos pueden llevar a cabo un comportamiento repetitivo. Algunos nunca aprenden a hablar o interactuar, mientras que otros, por medio de terapia conductual y otros recursos, pueden finalmente funcionar muy bien en sus vidas diarias.
  • Síndrome de Asperger. El síndrome de Asperger, al igual que el autismo se clasifica como un trastorno generalizado del desarrollo. Las personas con autismo y síndrome de Asperger comparten la dificultad para comprender las señales sociales y la interacción y típicamente suelen tener una preferencia por la monotonía y la rutina. En muchos otros ámbitos, sin embargo – el habla, el desarrollo intelectual, la interacción con el mundo - los individuos con el síndrome de Asperger se pueden ir desarrollando típicamente. Algunas personas con el síndrome de Asperger pueden ir por la vida sin darse cuenta de que tienen la enfermedad, aunque pueden experimentar dificultades en las relaciones interpersonales.
  • Impedimento físico intelectual. Los defectos genéticos (por ejemplo, el síndrome de Down), la falta de un desarrollo cerebral adecuado, la intoxicación medioambiental (como los efectos de la pintura con plomo, por ejemplo) o la lesión cerebral pueden conducir a dificultades en la adopción y la comprensión de la información, la adquisición del habla y otras actividades de razonamiento. Algunas personas con tales impedimentos pueden aprender a leer y a calcular, tener un empleo y vivir por su cuenta. Otros con limitaciones más profundas pueden necesitar atención y apoyo durante toda la vida, y nunca desarrollan su capacidad intelectual por encima de la de un niño pequeño.

Psicológicos o psiquiátricos.

Muchos, si no la mayoría de nuestros estados y reacciones psicológicas y emocionales parecen ser el resultado de la química cerebral. La enfermedad mental es muy similar a la enfermedad física en el sentido de que pueden ser influenciadas por factores ambientales y acontecimientos, y a menudo se pueden tratar con medicamentos. Además, hay factores del entorno que son tan poderosos – el maltrato durante la infancia, lesiones físicas graves, acontecimientos terribles, guerras, etc. - que pueden tener efectos psicológicos durante toda la vida, los cuales puede ser o no el resultado de una alteración química causada por la exposición a los mismos.

Hay períodos en la vida y desarrollo personal de casi todas las personas que presentan desafíos que puede resultar en un mal comportamiento o en estados de depresión temporales, confusión o ansiedad, todo lo cual puede parecer similar a los síntomas de las limitaciones psicológicas a largo plazo. No son impedimentos en realidad, sin embargo, debido a que en la mayoría de los casos se resuelven ellos mismos con relativa rapidez en el curso natural de la vida, y aunque pueden causar dolor emocional en ese momento, la mayoría de las personas pueden seguir funcionando al tiempo que los enfrentan. Las verdaderas limitaciones psicológicas pueden incluir:

  • Esquizofrenia. Una enfermedad que se creía era causada por el mal cuidado de los hijos, ya que a menudo se manifiesta en la adolescencia, la esquizofrenia generalmente se caracteriza por una realidad alterada. Oír voces es un síntoma clásico, pero la escala puede incluir otras alucinaciones, tanto visuales como auditivas, delirios (de persecución, omnipotencia, etc.), y disociación (incapacidad para realizar conexiones lógicas y responder a la realidad). La esquizofrenia a menudo pueden ser controlada en cierta medida  con medicamentos.
  • Trastorno bipolar. Generalmente conocido como maníaco-depresión, el trastorno bipolar causa oscilaciones entre la depresión y un estado demasiado optimista y agitado. En algunas personas, estos cambios de humor son apenas detectables, pero en otros pueden ser extremos. El estado maníaco puede traer sentimientos de gran poder y competencia. Muchas personas que sufren de trastorno bipolar pueden ser efectivamente tratados con medicamentos.

Las personas que no han sido diagnosticadas con trastorno bipolar a menudo se "auto-medican" con alcohol o drogas, tratando de volver al estado maníaco cuando están deprimidos y tratando de mantenerse en ese estado. El resultado, históricamente, ha sido que muchas de estas personas fueron diagnosticadas simplemente como alcohólicos crónicos o toxicómanos, y la verdadera causa de su problema nunca fue considerada o descubierta.

  • Depresión crónica. Casi todo el mundo se deprime al menos ligeramente de vez en cuando, ya sea por un acontecimiento de la vida diaria o sin motivo aparente. Puede ser que quienes están crónicamente deprimidos tengan que luchar cada día para levantarse de la cama o realizar las tareas más simples. Los períodos de depresión puede durar meses o años, incapacitando a las personas para trabajar o participar en la vida cívica y familiar. Puede afectar sus relaciones, aumentando así el problema. Muchas personas con depresión son tratadas con medicamentos.

Limitaciones de sensibilidad química múltiple.

El alcoholismo está clasificado como un impedimento físico - supuestamente porque el alcohol es legal -, mientras que la dependencia a las drogas ilegales no lo es. "El uso ilegal de las drogas incluye el consumo, posesión o distribución de drogas controladas. Esto incluye el consumo ilegal de drogas y de medicamentos con receta médica que son "sustancias controladas". La ADA evita la discriminación en el empleo de los alcohólicos y ex-adictos a las drogas o rehabilitados. No impide, sin embargo, que los empleadores despidan a trabajadores que toman alcohol o consumen drogas en el trabajo o a trabajadores cuya adicción no les permite cumplir las normas del trabajo (suponiendo que los demás trabajadores están sujetos a las mismas normas y serían despedidos por las mismas razones) o no contratar a trabajadores que consuman drogas.

Dificultades de aprendizaje.

  • La dislexia y otras dificultades de aprendizaje. La dislexia es en realidad un término que se refiere a una amplia gama de dificultades de aprendizaje con base neurológica, todo lo cual afecta la capacidad de un individuo para leer y/o calcular. Además, hay varios otros tipos de dificultades de aprendizaje, algunas que sólo afectan a una zona concreta - el aprendizaje de idiomas, por ejemplo - y algunos que afectan al aprendizaje de una forma más amplia. Éstos no están conectados a la inteligencia: los disléxicos, de hecho, tienden a estar un tanto por encima de la media del coeficiente intelectual; y muchos aprenden a leer bien a pesar de la dificultad. Otros -  a menudo aquellos a los que no se les diagnostica en la infancia o aquellos con problemas no relacionados con su impedimento físico – pueden continuar luchando.

A las personas con impedimentos no se les puede negar el acceso

Éste incluye:

Acceso físico.

Esto significa el acceso a los edificios, a los espacios públicos y a cualquier otro lugar al que una persona pueda necesitar ir por motivos de trabajo, diversión, educación, negocios, servicios, etc. El acceso físico incluye algunas cosas como rutas, rampas, entradas, estacionamientos y zonas para el uso de personas con  impedimentos físicos, elevadores, señales, entradas y baños adecuados. Para saber más detalles acerca de los Estándares del Diseño Accesible de la ADA (en inglés).

El Centro Ann Sullivan del Perú siempre ha ofrecido servicios a niños con capacidades diferentes, pero le faltaban destrezas e información técnica para hacer las instalaciones completamente adecuadas para estas personas. Con la ayuda y asesoría de un colega, el Dr. Glen White, el Centro pudo realizar las modificaciones necesarias para acondicionar totalmente el lugar y, así, servir mejor a los niños.

Ahora, el Dr. White colabora con colegas internacionales para que todo San Isidro (un municipio de Lima, Perú) esté completamente acondicionado para las personas con capacidades diferentes. El arquitecto, Jaime Huerta, un ciudadano con paraplejía, ha sido una persona fundamental en esta iniciativa de San Isidro. Algunos líderes del movimiento de Vida Independiente en EE.UU. están colaborando con sus homólogos en Perú para establecer el primer Centro de Vida Independiente en el país sudamericano, con la meta de llegar a hacer del país entero un lugar mejor adaptado a las necesidades de las personas con capacidades diferentes.

Acceso a la información y las comunicaciones.

Las señales, los sistemas de megafonía, Internet, teléfonos y muchos otros medios de comunicación están orientados hacia las personas que pueden oír, ver y utilizar sus manos fácilmente. Poner estos medios de comunicación al acceso de las personas con impedimentos físicos puede exigir cierta creatividad e ingenio.

Acceso a los servicios.

A las personas con impedimentos físicos se les ha negado a menudo en el pasado el acceso a los servicios de diversos tipos - desde los servicios sociales, tales como el cuidado de los niños o la terapia psicológica hasta brindarles ayudar en un comercio o en eventos recreativos - ya sea debido a la falta de acceso físico o en razón de su impedimento físico.

Empleo.

La discriminación en la contratación debido a los impedimentos físicos de los solicitantes - siempre que el impedimento físico no interfiera con la destreza del candidato para realizar las tareas del puesto del trabajo en cuestión - es ilegal en EE.UU. y muchos otros países, e injusto de todo el mundo.

Educación.

Toda persona tiene derecho a una educación adecuada a sus necesidades y talentos. En EEUU., la Ley de Educación para Personas con Impedimentos Físicos (IDEA, por sus siglas en inglés), así como las disposiciones legales en muchos otros países, garantizan la educación a los estudiantes con impedimentos físicos. En el caso de la IDEA, ésta garantiza toda la  educación secundaria, mientras que la ADA protege a los estudiantes de carrera universitaria y posgrado admitidos (sin discriminación) en universidades.

Acceso comunitario.

Todas las personas deberían tener derecho a participar plenamente en la vida comunitaria, incluyendo el asistir a servicios religiosos, comer en restaurantes públicos, ir de compras, disfrutar de los servicios de parques comunitarios y otras cosas de esa naturaleza. Incluso cuando no hay barreras físicas, las personas con impedimentos reciben a veces un trato diferente.

En general, la ADA requiere que los centros públicos y los servicios públicos, las ciudades y los pueblos, las instituciones educativas, los empleadores y los proveedores de servicios realicen adaptaciones razonables cuando sea necesario para servir a las personas con limitaciones físicas. “Hacer adaptaciones razonables” significa realizar cambios que no causen dificultades irrazonables a la parte que los lleva a cabo o con aquellos de los que dicha parte se ocupa (estudiantes, clientes, empleados, participantes del programa, etc.). Vamos a discutir las adaptaciones con más detenimiento en el apartado Cómo hacerlo de esta sección.

¿Por qué garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos?

  • En muchos países, esa es la ley. Cincuenta y cinco países (vea la Herramienta # 1) han aprobado leyes específicas sobre los derechos de las personas con limitaciones físicas o han consagrado esos derechos en sus constituciones.
  • Es una cuestión de igualdad y respeto. Las personas con impedimentos físicos tienen los mismos derechos que los demás,  incluyendo el derecho a participar plenamente en la vida comunitaria. Todos tenemos el derecho a vivir una vida lo más normal posible.
  • No hacerlo así implica desperdiciar talento y energía. Muchas personas de todas las profesiones con impedimentos físicos, son competentes en importantes puestos de trabajo y algunos realizan una notable labor. Denegar el acceso al empleo, a la educación o a los servicios supone un desperdicio en términos de recursos humanos y esto también empobrece a la sociedad.
  • Es lógico desde el punto de vista económico y empresarial. Para las operaciones comerciales de cualquier tipo, brindar acceso significa que las personas con impedimentos físicos pueden convertirse en clientes, aumentando el volumen de ventas y beneficios. Además, si una empresa es un buen lugar para que los clientes con impedimentos físicos hagan negocios, se correrá la palabra.
  • Muchas personas con limitaciones físicas tienen ya una vida difícil. Es simple decencia humana no hacerlo más difícil de lo necesario.
  • Las personas con impedimentos físicos se suman a la diversidad de la comunidad, y esa diversidad enriquece la vida de los demás. Si dichas personas pueden mezclarse normalmente con el resto de la comunidad, tendrán más amigos y conocidos, y más gente tendrá la oportunidad de conocerlos.
    • El acceso para personas con impedimentos físicos mejora el acceso para todos. Hacer los espacios públicos y las instalaciones  de fácil acceso para las personas con impedimentos físicos también las hace más cómodas para las personas que no los tienen, pero que a veces tienen dificultades para moverse - personas de la tercera edad, niños pequeños, personas con brotes ocasionales de artritis o los convalecientes de cirugía, por ejemplo.

“Las butacas de Baltimore”, las cuales se colocaron después de un juicio legal en favor de los Veteranos de Guerra Minusválidos de Estados Unidos, están incluidas en los estadios de béisbol construidos recientemente. Este tipo de butacas permite que los asientos del estadio se plieguen de manera que una silla de ruedas pueda colocarse ahí. De acuerdo a la Ley de Estadounidenses con Discapacidad, debe haber suficientes butacas de este tipo como para, por lo menos, 1% de la capacidad total del estadio (por ejemplo, tiene que haber por lo menos 1.000 asientos plegables en un estadio para 100.000 personas).

¿Cuándo tratar de garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos?

  • Cuando se están diseñando y/o construyendo nuevos servicios públicos. Cualquier nuevo edificio utilizado como un servicio público (por ejemplo, parques, estadios deportivos, otros servicios públicos) deben ser de fácil acceso. Mínimamente, el diseño debe ser funcional para dar cabida a personas con capacidades diferentes, pero un buen diseño puede hacer que la capacidad de acceso sea total y esencialmente estética.          
  • Cuando se llevan a cabo anexos, renovaciones o reparaciones en un servicio público. Éste es el momento para asegurarse de que el acceso sea total. Incluso los edificios y otras instalaciones que cumplen todos los requisitos de la ADA no siempre son totalmente utilizables para las personas con limitaciones físicas. Es importante que los diseñadores, urbanizadores y las personas con impedimentos físicos piensen en la mejor forma de facilitar el acceso.
  • Cuando un edificio histórico es rehabilitado para uso público. Esto es fácil de vender, ya que no sólo la ley exige hacer  que el proyecto tome en cuenta el fácil acceso; además quizá el urbanizador pueda recuperar una buena parte del dinero gastado en mejoras al acceso a través de créditos fiscales.
  • Cuando un grupo comunitario trabaja en la mejora o rehabilitación de una instalación o un espacio público. Un grupo local puede tratar de construir un parque en el vecindario o restaurar un almacén abandonado y volverlo un centro comunitario. Especialmente si el proyecto se está realizando en gran medida a través del trabajo voluntario, es importante que los participantes tengan en cuenta el asunto del fácil acceso. La antigua entrada a un parque del vecindario puede estar situado a varios peldaños de la calle, por ejemplo: las entradas apropiadas deben ser diseñadas para que no mermen en nada el aspecto visual y la percepción del parque, y al mismo tiempo conseguir que a las personas con impedimentos físicos les resulte más fácil disfrutar del lugar.
  • Cuando una organización, institución o agencia que proporciona servicios o educación está trasladando o renovando sus instalaciones. Un traslado puede ser a un lugar y a un edificio con mejor acceso. Una renovación puede incluir algunas adaptaciones funcionales.
  • Cuando hay denuncias sobre la falta de acceso. Para los edificios privados, la ADA  no realiza inspecciones a menos que estén ocupados por organizaciones u otras entidades que reciben financiación pública. La única vez que la aplicación de la ADA se convierte en un problema es cuando alguien pone una denuncia. Si se pertenece a una organización que está teniendo denuncias porque su acceso es limitado, es una ventaja hacer algo acerca de las denuncias antes de que alguien llame a la Secretaría de Justicia. Si se es un defensor o una parte interesada - o una persona con impedimento físico - que conoce el problema, se puede evitar muchos problemas a mucha gente recomendando o preparando adaptaciones funcionales razonables.

¿Quién debe garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos?

  • Las mismas personas con limitaciones físicas. Las personas con impedimentos físicos han sido increíbles defensores de sí mismos. Pueden demostrar cómo la falta de acceso les afecta y hablar elocuentemente acerca de las consecuencias sociales y psicológicas de ser excluidos de las actividades normales. Como participantes en la planificación del diseño y la construcción de nuevos edificios e instalaciones, pueden aportar sus propias experiencias para hacer que los proyectos sean lo más fáciles de acceder y de utilizar posible.
  • Organizaciones que se ocupan de los derechos de las personas con capacidades diferentes. Además de que garantizar el acceso es una de las razones por las que estas organizaciones existen, las personas que forman el personal - a menudo personas con impedimentos físicos - conocen tanto el ámbito político y arquitectónico como las leyes relativas al acceso.

Los Centros de Vida Independiente colaboran con muchas organizaciones comunitarias para ayudarlas a volverse más adecuadas para personas con necesidades especiales. También les enseñan a estas personas maneras de abogar por sus derechos y para pedir modificaciones en los sistemas.

  • Legisladores y otros funcionarios públicos. Los legisladores y otros funcionarios públicos pueden diseñar proyectos de ley y políticas que garanticen no sólo el acceso de las personas con impedimento físico, sino que aumenten la concienciación acerca de sus problemas. Esto implica también tener un buen sentido político, ya que las personas con impedimento físico no sólo contribuyen a la comunidad sino que también votan.
  • Organismos encargados de velar por el cumplimiento de la ley. La Secretaría de Justicia (DOJ) y otros organismos que se ocupan del cumplimiento de la totalidad o parte de la ADA puede hacer más que simplemente responder a las denuncias. En EE.UU., por ejemplo, la Secretaría de Justicia, por ejemplo, llevó a cabo una encuesta de los gobiernos estatales y locales a fin de determinar si cumplían con la ley y, después, dialogó con quienes no iban a realizar proyectos de acuerdos acerca de cómo iban a llegar a lograr su cumplimiento.
  • Empleadores. Es lógico que los empleadores se aseguren de que pueden contratar a la mejor persona disponible. Facilitar el acceso en sus lugares de trabajo les permite hacer precisamente eso, sin tener que pensar en la adaptación funcional, si se trata de una persona con impedimentos físicos.
  • Educadores. Los educadores, en general, se preocupan por los estudiantes y quieren su bien. El acceso no es sólo la ley, sino que aumenta en gran medida las posibilidades de que los estudiantes con limitaciones físicas de todo tipo tengan éxito.
  • Las organizaciones que proporcionan servicios. Estas organizaciones tienen la obligación de tener fácil acceso a sus instalaciones y también por lo general actúan como defensores de los participantes. Además, brindar un acceso fácil refleja el valor que muchos de ellas ponen en la diversidad, la equidad, los derechos humanos y la igualdad.
  • El sistema judicial, cuando sea necesario. Cuando un individuo o un organismo encargado de velar por el cumplimiento de la ley no logra llegar a un acuerdo satisfactorio sobre la adaptación funcional, el tribunal podría tener que resolver el conflicto conforme a la ley.
  • Arquitectos y planificadores. Los arquitectos y planificadores pueden incorporar el acceso fácil de todos sus diseños si son conscientes del asunto y están atentos a las necesidades de las personas con impedimentos físicos.
  • Urbanizadores. Es beneficioso para un urbanizador considerar los asuntos de acceso debido a una serie de razones. En primer lugar, desde el punto de vista económico es lógico, para empezar, hacerlo así, ya que es probable que sea menos costoso que modificar un edificio o instalación posteriormente. En segundo lugar, aumenta el valor del proyecto, así como el número de personas que podrán utilizarlo como residentes, clientes o para lo que sea el proyecto está destinado. Y, por último, el urbanizador puede obtener un crédito fiscal para una parte de los gastos asociados con facilitar el acceso.

¿Cómo garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos?

Existen varios aspectos a tomar en cuenta para garantizar el acceso de las personas con limitaciones físicas. Uno de los obvios es el físico: el diseño y la construcción o las transformaciones de las estructuras y los espacios para que se ajusten a las necesidades de todos los miembros de la comunidad, incluidas las personas con impedimentos físicos. Además, sin embargo, hay aspectos sociales, tales como la no discriminación en el empleo y en la prestación de servicios, y la igualdad de trato en todas las situaciones hacia las personas con y sin impedimento físico. Y por último, hay consideraciones políticas: trabajar para fortalecer y hacer cumplir las leyes existentes y abogar para crear leyes que protejan a las personas con impedimento físico en los países que no cuentan con ellas. Tal vez lo más importante es mejorar la concienciación de las personas que diseñan y/o construyen las instalaciones, de los empleadores, la comunidad y la sociedad acerca de este asunto.

Cuando la mayoría de nosotros piensa en un edificio, un parque o incluso una acera, a veces no pensamos en absoluto en las personas. Cuando lo hacemos, normalmente consideramos sólo a adultos sin limitaciones físicas, y no tomamos en cuenta a los niños, los ancianos y las personas de todas las edades con impedimentos físicos. Garantizar el acceso para todos implica un cambio de actitudes. La ADA ha iniciado el proceso simplemente ordenando el acceso, de modo que ahora, después de 15 años, todos en EE.UU. están acostumbrados a ver rampas, baños acondicionados para personas con limitaciones físicas, etc. Después de un cierto tiempo, los edificios y espacios de fácil acceso se convierten en parte del mobiliario, al igual que las escaleras y los bordillos. Es simplemente la manera de construir las cosas, y ya no un problema.

Pero eso es sólo el acceso físico. ¿Y por lo que respecta al acceso a puestos de trabajo, servicios y programas? ¿Y a ser tratados con respeto y recibir ayuda de la forma que sea en las tiendas de venta al público, los restaurantes y los teatros? Todo ello implica cambiar las actitudes también. Entre más personas con impedimento físico puedan tener acceso a las instalaciones físicas, mejor se integrarán a la población en general. En lugar de generar vergüenza, malestar o incluso miedo, serán considerados cada vez más de la misma manera que cualquier otra persona - como individuos, con personalidades únicas, fortalezas y problemas. Y es que, después de todo, el objetivo es: que las personas con impedimentos físicos puedan vivir al igual que todos los demás, luchando con los retos, disfrutando de sitios elevados y no teniendo que preocuparse por las cosas simples como subir un tramo de escaleras.

Dicho esto, ¿cómo asegurar los diversos tipos de acceso? Vamos a examinar los diferentes aspectos del acceso individualmente.

Gran parte del material que compone esta sección y la última parte se basa en la ADA, ya que la ley es más global - cubre la mayoría de las áreas de interés para las personas con impedimento físico, y los intentos por establecer criterios claros y específicos de normas para el acceso. Para las leyes y los criterios de otros países.

El acceso físico

Como se explicó anteriormente, esto significa el acceso a cualquier espacio interior o exterior que una persona necesite utilizar. En virtud de la ADA, se espera que el órgano de gobierno, el propietario o el arrendatario del espacio, el proveedor de servicios, el empleador o la escuela realicen "adaptaciones razonables" para permitir el acceso de las personas con impedimentos físicos. Una adaptación razonable es un ajuste a cualquier barrera, el cual no imponga excesivas dificultades a un individuo, una empresa, organización o institución que preste alojamiento, o en sus otros usuarios o participantes. Por lo tanto, no se espera que un programa local de servicios sociales instale un ascensor, ya que el costo no estaría al alcance de la organización. Sería de esperar, sin embargo, tratar de encontrar otra manera de prestar servicios a un participante que utiliza una silla de ruedas (equivalentes a los servicios ofrecidos a otros).

Por la misma razón, se espera que una gran compañía construya un edificio o varios (una cadena de tiendas de venta al público, por ejemplo), con el fin de cumplir con lo dispuesto por la ley, porque para una empresa tan importante, los gastos serían razonables.

El gobierno de EE.UU. intenta facilitar el hacer adaptaciones (así como accesos en las construcciones nuevas o en las rehabilitaciones de edificios) ofreciendo incentivos fiscales por el dinero gastado en equipos, materiales y mano de obra que generan un mayor acceso para las personas con impedimentos físicos.

En EE.UU, el crédito fiscal está a disposición de las empresas que tienen ingresos totales de 1.000.000 dólares o menos en el anterior ejercicio fiscal ó 30 ó menos empleados de tiempo completo. Este crédito puede cubrir el 50% de los gastos subvencionables de acceso en un año hasta un máximo de 10.250 dólares (crédito máximo de $ 5.000). El crédito fiscal se puede utilizar para compensar el coste de llevar a cabo la eliminación de los obstáculos y las modificaciones para mejorar el acceso, suministrando formatos tales como Braille, letra grande y cintas de audio; poniendo a disposición un intérprete de lenguaje de señas o un lector para los clientes o empleados, y para la adquisición de ciertos equipos de adaptación. La deducción de impuestos está disponible para todas las empresas con una deducción máxima de 15.000 dólares por año. La deducción de impuestos puede ser reclamada por los gastos incurridos en la eliminación de los obstáculos y las alteraciones (información tomada del folleto "Guía de la ADA para las Empresas Pequeñas", disponible (en inglés) en el sitio web de la ADA.

Además de las adaptaciones en las instalaciones existentes, los  edificios nuevos- con algunas excepciones, tales como las residencias privadas -, así como la renovación de instalaciones públicas o las rehabilitaciones de edificios industriales, históricos o abandonados que se van a ser utilizados como instalaciones públicas, se espera que tengan un diseño que tome en cuenta el acceso para todos. Algunos arquitectos en EE.UU. se han convertido en especialistas en este tipo de diseño, llegando a soluciones creativas para los problemas difíciles que plantean las viejas estructuras.

Los espacios al aire libre también tienen que ser diseñados para permitir el acceso a todos. En EE.UU., el Proyecto para Espacios Públicos, utiliza el acceso para las personas con impedimentos físicos como uno de sus criterios para el reconocimiento de un gran espacio público. El acceso significa más que simplemente poder llegar en una silla de ruedas. Implica también tener características y servicios que sean utilizables por todos y que resulten de fácil acceso emocional y social.

Un sendero natural en un parque se puede configurar de modo que no sólo alguien en una silla de ruedas pueda recorrerlo, sino que también lo pueda hacer caminado una persona ciega, - y que también pueda leer las señales informativas a lo largo del recorrido-, por ejemplo. Además, tampoco tiene por qué ser señalado y marcado como un sendero para "minusválidos", de modo que es sólo lo utilicen personas con impedimentos físicos. Si es sólo un "sendero", será utilizado por todo tipo de gente, y no se discriminará ni categorizará a las personas con limitaciones físicas.

Un jardín sensorial también se puede crear con flores y hierbas para deleite de los sentidos (como la interesante textura de la oreja de cordero y las fragantes hojas de menta y lavanda). Las plantas pueden estar en arriates elevados, haciendo que resulte una experiencia fácil para los peatones y usuarios de silla de ruedas.

Los espacios que necesitan ser de fácil acceso físico incluyen:

Los servicios públicos.

Estos son edificios o espacios generalmente utilizados por el público. Pueden incluir restaurantes, tiendas, hoteles, centros de conferencias, consultorios médicos y otros, teatros, estadios deportivos, centros educativos, lugares históricos y otras atracciones turísticas, etc. El acceso aquí incluye no sólo poder llegar a los edificios, sino también a las habitaciones o salas específicas donde tienen lugar los acontecimientos o donde el público debe ir para realizar negocios o recibir servicios.

Una característica importante del asunto del acceso que puede ser ignorada u olvidada es un plan para hacer frente a situaciones de emergencia. Debe haber un plan de escape para las personas con impedimentos físicos en el caso de una falla eléctrico o en caso de que el acceso a las entradas estén bloqueadas por fuego o escombros.

En una situación de emergencia real, normalmente la adrenalina interviene y la gente hace lo que parece que es necesario. Se descendió a varias personas con problemas de movilidad muchos tramos de escaleras para ponerlas a salvo el día del desastre del World Trade Center, el 11 de septiembre de 2001. En ese caso, fue probablemente el mejor plan de escape que se podría haber concebido, pero se había reforzado por el hecho de que, después del bombardeo menos drástico del World Trade Center en 1993, se instalaron en el edificio sillas diseñadas especialmente para la evacuación en ese tipo de emergencia. Un hombre parapléjico afirmó que dudaba de que hubiera salido a tiempo si no hubiera sido por la silla y las personas que lo descendieron en ella.

Instalaciones federales, estatales y del gobierno local.

Aunque las instalaciones federales están cubiertos por una ley distinta que los de otras ramas, todos deben ser adecuadas para las personas con impedimentos físicos a fin de que éstas puedan realizar transacciones comerciales estatales  y participar de lleno en la vida cívica.

Esto incluye la votación. Los lugares de votación tienen que cumplir con las leyes de la ADA y se deben realizar adaptaciones para las personas que no pueden rellenar sus propias papeletas a causa de la ceguera o de la incapacidad de manipular las máquinas de votación o papeletas electorales. Los votantes con impedimentos físicos pueden traer con ellos a otra persona a la casilla de votación para que rellenen las papeletas electorales por ellos, aunque es ilegal que esa persona influya en sus decisiones.

Espacios exteriores.

como parques públicos, monumentos, plazas, jardines, etc. Puede parecer que este tipo de espacios siempre son de fácil acceso pero, de hecho, a menudo no lo son. Los parques pueden tener escaleras u otros obstáculos en los caminos o estar situados por encima de la acera. Otros espacios pueden tener también obstrucciones y pueden estar rodeados por calles difíciles de cruzar, incluso para las personas sin impedimentos físicos. Los caminos y las aceras pueden ser demasiado estrechos como para permitir fácilmente el paso a sillas de ruedas y los caminos pavimentados o de grava en mal estado pueden hacer que caminar resulte difícil para cualquier persona tambaleante o con dificultades de visión.

Sitios públicos.

Caminos, calles y aceras, pasajes peatonales. Aquí el acceso puede implicar recortes de bordillos o rampas, señales de tráfico que puede ser vistas y oídas, numerosos sitios para cruzar, señales, etc.

Transporte público.

Las personas con impedimentos físicos tienen derecho a  tener acceso físico al transporte público. A veces los autobuses y trenes con escalones para entrar tienen un ascensor. En general, los pasos subterráneos, los trenes y los aviones, por lo menos en la mayoría de las instalaciones de EE.UU., están a nivel del suelo, y hay ascensores disponibles para transportar a las personas a las plataformas y puertas.

El acceso físico, de acuerdo con la ADA, abarca un gran número de características específicas de diseño. La anchura de los pasillos (en pulgadas o centímetros), el tamaño de los ascensores (y la colocación de los botones del ascensor), la altura de las fuentes de agua potable, el tamaño y la forma de los asideros en un cuarto de baño, la forma de los manijas de las puertas, la anchura y el número de plazas de aparcamiento para minusválidos, la pendiente de las rampas para sillas de ruedas - todo esto y mucho más se explica en detalle en el manual de la ADA, " Normas de la ADA para el Diseño Accesible", disponible (en inglés) como parte del sitio web principal de la ADA.

Acceso a la comunicación y a la información.

Algunos tipos de impedimentos físicos no tienen ningún efecto en el acceso a la comunicación o la información, pero otras sí - algunas en maneras que la mayoría de las personas sin impedimento físicos no podrían imaginar.

  • Señales, carteles y otras características similares. Esperamos señales impresas en los edificios o en las calles que nos digan lo que necesitamos saber, pero para las personas que son ciegas o casi ciegos, pueden no ser útiles. Las señales con letras en relieve o en Braille, colocados en sitios altos a los que se puede llegar fácilmente (especificados en las normas de diseño  de la ADA), pueden proporcionar una alternativa.
  • Anuncios. En los lugares públicos donde los anuncios pueden ser importantes y pueden estar destinados a personas - los aeropuertos, por ejemplo - deberían ser a la vez verbales y visuales, a fin de que puedan ser escuchados o vistos por las personas con dificultades auditivas y visuales.
  • Teléfonos. Hay dos asuntos aquí. Uno de ellos es que los teléfonos de texto (TTY o máquinas teletipo, el término preferido de las personas sordas; o TDD, dispositivo de telecomunicaciones para los sordos, el término de uso general de personas oyentes) tienen que proporcionarse a los sordos o a personas con dificultades auditivas. Otra, es que los teléfonos normales de uso público deben estar colocados al alcance y en espacios adecuados para las personas que usan sillas de ruedas.

El advenimiento de los teléfonos celulares que pueden anunciar llamadas con vibración, y que permiten escribir mensajes con texto, sin duda ha hecho la vida más fácil para muchas personas con deficiencias auditivas.

  • Interpretación en lenguaje de signos. Las personas sordas pueden necesitar un intérprete del lenguaje de señas para las reuniones con médicos, abogados y otros profesionales, para conferencias y clases, para transacciones comerciales o para reuniones públicas, tales como conferencias, representaciones o audiencias públicas.
  • Lectores. Las personas con dificultades de aprendizaje o dificultades de visión pueden necesitar lectores con el fin de completar con éxito sus cursos. Por la misma razón, las personas sordas pueden necesitar que se les proporcionen apuntes o tener un intérprete en las clases.
  • Internet. De acuerdo con la Sección 508 de la Ley de Rehabilitación, el gobierno de EE.UU. está obligado por ley a que sus sitios web (incluidos los de las organizaciones o instituciones financiadas por el gobierno federal) tomen en cuenta el acceso en la medida de lo posible, y no obstante, muchos organismos, organizaciones y empresas que no están obligadas a ello, están también interesadas en hacerlo. El acceso incluye la supervisión de contenidos para que sean fácilmente comprensibles por los dispositivos de software y hardware que hacen posible que las personas con impedimentos visuales o auditivos, o quienes no pueden usar un ratón o un teclado, puedan acceder plenamente a los contenidos de un sitio web.

Los dispositivos utilizados por las personas con impedimentos físicos para acceder a la Web incluyen lectores de pantalla, que traducen el texto de la pantalla en voz, y software de comando de voz que traduce las órdenes habladas en clics de ratón y pulsaciones en el teclado.

La parte relevante de la Sección 508 se muestra en un sitio web de la Secretaría de Comercio, junto con información sobre cada uno de los 16 reglamentos para el acceso a Internet.

La parte relevante de la Sección 508 se muestra en un sitio web de la Secretaría de Comercio, junto con información sobre cada uno de los 16 reglamentos para el acceso a Internet

  • Televisión. Desde 1993, todos los televisores vendidos en EE. UU. están obligados a estar equipados con receptores de subtítulos, los cuales se pueden activar a través de un menú en pantalla o un mando a distancia. Cuando se activa, los subtítulos muestran una versión de texto de lo que se dice (así como los sonidos relevantes no hablados) en la pantalla, permitiendo a los televidentes sordos o con problemas auditivos experimentar cualquier espectáculo con subtítulos. Los subtítulos también pueden ser útiles para las personas con algunas dificultades de aprendizaje y para la alfabetización de los alumnos.
  • Conciertos y representaciones teatrales. Muchos lugares que realizan representaciones, conferencias o foros públicos ofrecen auriculares con amplificación de sonido para quienes los necesitan.

Acceso a los servicios

No se puede negar el acceso de las personas con impedimentos físicos a los servicios. Si los servicios no se pueden adaptarse físicamente para el acceso de todas las personas, tiene que haber una alternativa siempre y cuando sea equivalente a los servicios básicos.

Este asunto surge normalmente para las organizaciones de servicios sociales, pero también puede ser un factor para las instituciones comunitarias, tales como bibliotecas, y para el tipo de empresas como peluquerías y agencias de seguros. En los casos en que proveer el acceso para todos no es económicamente viable, los servicios pueden prestarse en otra parte del edificio, por ejemplo, o podrían ser aportados a la persona a domicilio. Las normas, tales como las mencionadas anteriormente, las cuales afectan a los animales de servicio, pueden ser cambiadas o ignoradas con tal de permitir que las personas con impedimentos físicos se beneficien del servicio.

Se pueden hacer también otros tipos de adaptaciones. El personal de ventas puede proporcionar ayuda que normalmente no suelen prestar a otros clientes – sacar artículos de los estantes o de los mostradores o ayudar a las personas a probarse la ropa, por ejemplo. Los programas pueden contratar intérpretes de lenguaje de señas para ayudar a participantes sordos o capacitar a algunos o todos los miembros del personal en lenguaje de señas.

El lenguaje de señas estadounidense, es la primera lengua de tal vez la mayoría de las personas sordas en EE. UU. A pesar de que se habla con gestos, movimientos faciales y expresiones, se trata de un idioma definido, con su propia gramática y matices, tan diferente del inglés como el japonés, con cuya gramática tiene algunas cosas en común. Comparte algo de vocabulario, con la lengua de señas francesa, porque el primer maestro del lenguaje de señas en EE.UU. era francés.

Los lenguajes de señas se han desarrollado como lo hacen las lenguas habladas, y cada país o zona aislada genera la suya propia. Los intérpretes - personas oyentes que dominan el lenguaje de señas- proporcionan un puente lingüístico entre el mundo de lenguaje de señas y el mundo que habla, al igual que los intérpretes de lenguas proporcionan la conexión entre las personas oyentes que hablan diferentes idiomas.

En algunos casos, la adaptación mejor y más razonable  puede ser cambiar o reorganizar el espacio (trasladar, construir una rampa, ampliar los pasillos, cambiar el lugar del programa de apoyo de las oficinas del segundo piso al primero) o cambiar la forma que se prestan los servicios para todos (por ejemplo, distribuir más material impreso, así como dar información verbalmente).

Además de ser de ser de acceso fácil físicamente, los servicios no deben ser discriminatorios. A cualquiera persona que tenga derecho a recibir servicios de la misma forma que otros participantes no se le puede negar el servicio, excepto por razones por las que se les negaría a otras personas. Algunas de esas razones podrían incluir el consumo activo de drogas, el comportamiento abusivo o inapropiado para los servicios que se solicitan.

Una nota final: el asunto del acceso también debe incluir la sensibilidad a las preocupaciones de las personas con impedimentos físicos tanto por parte de las organizaciones en su conjunto como de las personas que trabajan en ella. Es importante considerar a cada participante como un individuo único, independientemente de su condición física o mental.

Empleo.

En virtud de la ADA, es ilegal la discriminación en la contratación de una persona por causa de un impedimento físico, a menos que dicha condición interfiera con la función básica del trabajo. Una persona ciega no tiene que ser considerada para un puesto de trabajo como restaurador de pintura ni una persona sorda, como crítico musical. Cuando el desempeño laboral no se ve afectado, sin embargo, la persona con una limitación física debe ser considerada de la misma manera que todos los demás solicitantes. Si ella es la mejor calificada en todos los aspectos, entonces, debe ser contratada.

Un empleador no puede preguntar a los candidatos si tienen impedimento físicos, salvo en el contexto de tener que asegurarse que pueden realizar el trabajo. Un bombero tiene que poder subir y bajar hasta 50 kilogramos por una escalera. Si un candidato tiene problemas de espalda, eso sería un problema – podría lesionarse realizando la prueba física o puede lastimarse la espalda en el trabajo en el peor momento posible.

Una vez que un empleador haya contratado a una persona con un impedimento físico, tiene la obligación de realizar adaptaciones, en la medida de lo posible, a fin de que ese empleado pueda desempeñar su trabajo tan fácilmente como las demás personas en puestos similares. Si está en una silla de ruedas, por ejemplo, el empleador podría asegurarse de que el escritorio para el nuevo empleado se encuentra a una altura adecuada para que trabaje cómodamente. Su espacio de trabajo podría estar situado razonablemente cerca de la entrada de la oficina, con un acceso despejado hacia el ascensor, los servicios sanitarios adecuados, las salas de reunión y las oficinas de los colegas con quienes necesita colaborar. Si su trabajo lo permite, podría tener la posibilidad de trabajar desde casa alguna vez o la mayor parte del tiempo. También se deberían realizar adaptaciones para la señalización, la comunicación y otros factores referentes al acceso, incluyendo un plan de evacuación con el que los compañeros de trabajo estén familiarizados.

Nada de esto significa que una persona con impedimento físico tenga que ser contratada - sólo que no puede ser discriminada a causa de su impedimento físico. Si esa persona es claramente el candidato mejor calificado, y en vez de contratarla se contrata a otra persona, se puede cuestionar la decisión o incluso interponer una demanda contra el empleador.

De la misma manera, su rendimiento puede ser evaluado de acuerdo con el mismo estándar que los demás empleados. Si no hace bien su trabajo, puede ser tratada como cualquier otro empleado... literalmente. Si es despedida por no realizar bien su trabajo, significa que cualquier otro empleado hubiera sido despedido por el mismo nivel de rendimiento en esas mismas circunstancias - el mismo número de advertencias, el mismo nivel de apoyo para tratar de mejorar el rendimiento, etc. La no discriminación no significa favoritismo, significa igualdad. Las adaptaciones nivelan el terreno de juego, para que las normas de juego sean las mismas para todos.

Educación

La ley federal exige que cualquier niño de 6 a 21 años tenga derecho a una educación adecuada a sus necesidades. En EE.UU., para los niños con impedimentos físicos esto se traduce en un Plan de Educación Individual (IEP), al que se llega con la participación de la escuela, los padres y, a menudo, otros profesionales, así como el estudiante, si es lo suficientemente maduro. Si el plan incluye una colocación alternativa (en una escuela privada o en otra escuela pública con instalaciones especiales), el coste es cubierto por el distrito escolar, en lugar de los padres.

En virtud de la Ley de Educación para Personas con Impedimentos Físicos (IDEA, por sus siglas en inglés), un niño tiene derecho a ser educado "en el entorno menos restrictivo posible", lo que significa colocar a los niños con limitaciones físicos en las aulas normales, siempre que sea posible. Así, un niño con una dificultad de aprendizaje que afecta su rendimiento en matemáticas puede tener un tutor individual para esa materia y seguir participando con el resto de su clase en otras asignaturas. Un niño que utiliza una silla de ruedas puede tener un horario de clases regular, aportándosele una ayuda si es necesario para pasar de una clase a otra (en la escuela media o secundaria) o para recibir ayuda con las actividades (en la escuela primaria).

Las instituciones de educación superior, ya sean instituciones privadas o entidades gubernamentales, tienen la obligación de proporcionar a los estudiantes admitidos cualquier adaptación que necesiten para aprender de la misma manera que el resto de los estudiantes. Así, se requieren intérpretes de lenguajes de señas, lectores, encargados de tomar notas y otras adaptaciones, siempre y cuando no supongan dificultades administrativas o económicas indebidas para la institución, y siempre que no perturben el funcionamiento normal del programa educativo de los demás.

El hecho de que existen leyes en EE.UU. y otros países no significa que se cumplan. Además, todavía queda mucho por hacer en el mundo. En 1993, la Organización de las Naciones Unidas aprobaron las Normas Estándar sobre la Igualdad de Oportunidades para las Personas con Impedimentos Físicos, un documento que establece lo que los países necesitan hacer para asegurar que las personas con este tipo de limitaciones puedan vivir su vida plenamente. Si bien más de 50 países tienen leyes o constituciones que garantizan estos derechos, todavía hay cerca de 200 que no los reconocen. Así pues, saber lo que es necesario hacer es sólo la mitad - quizás mucho menos de la mitad - de la batalla. El verdadero trabajo está en cambiar el ambiente social y en asegurarse de que se hace lo que se debe hacer.

Como en la mayoría de los cambios sociales, el apoyo en forma de abogacía tiene que desempeñar una parte importante aquí. Fueron las labores intensas de abogacía por parte de las personas con impedimentos físicos y las organizaciones que los apoyan lo que hicieron posible la aprobación de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, y el apoyo sigue siendo importante en el perfeccionamiento de lo que la igualdad de acceso y la igualdad de oportunidades significa para las personas con impedimentos físicos en Estados Unidos. Las labores de abogacía son lo que va a cambiar las actitudes y las leyes en los países que actualmente no reconocen estos o que no hacen lo suficiente para garantizar la igualdad de oportunidades y la no discriminación.

Participar en el activismo para los derechos de las personas con limitaciones físicas

Exigir el cumplimiento.

En caso de que existan leyes, deben ser aplicadas con el fin de tener efecto alguno. En Estados Unidos, la ley abarca esencialmente lo que se requiere para garantizar el acceso a todos, pero no siempre se aplica. En primer lugar, no hay inspectores de la ADA que hagan visitas al azar para ver si las instalaciones son accesibles, aunque algunos organismos estatales lo hacen para las entidades que financian o supervisan. Así, en la mayoría de los casos, las normas de ADA no entran en juego hasta que alguien desafía a una empresa, organismo o institución.

A veces sólo el reto en sí es suficiente para lograr una adaptación favorable. Cuando hay un caso de dificultad real, sin embargo (una empresa que podría sufrir gravemente como consecuencia de los gastos de cumplimiento) o cuando una entidad es simplemente resistente, y el demandante y la entidad no pueden llegar a ningún acuerdo, el caso tiene que ir a los tribunales. Cuanto más ocurra esto, más atención se prestará  al asunto del acceso, como ha sido el caso durante los últimos años.

En el caso de Lane V. Tennessee, un hombre que tenía un problema de cadera y pelvis contraída, tuvo que subir arrastrándose dos tramos de escaleras para poder llegar a una audiencia judicial. Lane no era desconocido en el juzgado - había tenido problemas anteriormente con la policía local. Cuando le propusieron subirlo por las escaleras cargándolo, se negó, temiendo que los policías del tribunal, que, a su juicio, le tenían mala voluntad, lo dejaran caer a propósito.

Como su caso no fue visto por la mañana, se arrastró hacia abajo de nuevo, pero se negó a arrastrarse para volver a la sala después del receso del mediodía. Posteriormente fue citado por no aparecer, detenido y encarcelado.

Cuando interpuso una demanda contra el estado de Tennessee por daños y perjuicios, el estado alegó que los ciudadanos no tienen derecho a demandar al estado. Tanto el tribunal de primera instancia como el tribunal de apelación fallaron a favor de Lane, y el estado hizo un llamamiento a la Corte Suprema de Justicia de EE. UU. Ésta confirmó el derecho de acceso de Lane al Tribunal de Justicia en virtud del Artículo II de la ADA, que concede el acceso a las instalaciones gubernamentales para las personas con impedimento físico, y también afirmó su derecho a demandar al Estado por daños y perjuicios. En última instancia, el estado llegó a un acuerdo con Lane y también instaló ascensores en sus juzgados.

Éste fue un buen resultado para los de los ciudadanos con impedimentos físicos y para el Sr. Lane y su co-demandante, un reportero del juzgado que utiliza una silla de ruedas y que no podía entrar en una serie de juzgados del segundo piso de todo el estado, una circunstancia que limitaba su capacidad para realizar su trabajo. Por otro lado, el caso se prolongó durante años antes de la decisión del Tribunal Supremo en 2004, y el estado definitivamente estableció los daños en 2005. Incluso cuando alguien gana un caso de la ADA, se puede crear una gran tensión durante un largo período, y se necesita alguien que sea fuerte y firme para llevar todo el proceso hasta el final.

Cada estado, la mayoría de los organismos de financiamiento estatal, la mayoría de las ciudades y pueblos, la mayoría de las empresas y muchas otras entidades cuentan con un Coordinador de la ADA. Esa persona suele ser el primer contacto para interponer una denuncia o una demanda. Si no se obtiene satisfacción, es necesario pasar a la etapa siguiente. Si parece que va a haber algún problema importante, es necesario buscar un abogado que tenga experiencia en casos relacionados con este asunto o una organización que cuente con ese tipo de abogados y otros funcionarios, y dejarles que ellos manejen la negociación. En el peor de los casos, se puede acabar en los tribunales, pero la mayoría de las denuncias de la ADA se resuelven  mucho antes llegar a ese punto.

Unirse a otros activistas para garantizar las oportunidades de las personas con capacidades diferentes.

Existen muchas organizaciones que abogan por esta causa. Para hallar estas organizaciones puede ser útil contactar a alguna entidad que cuente con un directorio de ellas. En EE.UU., muchos estados tienen Centros para los Derechos de Discapacidad, los cuales normalmente son manejados por personas con capacidades diferentes y regularmente cuentan entre su personal con varios abogados que ayudan o brindan asesoría en situaciones legales (por ejemplo, casos de discriminación debido a una discapacidad).

Trabajar con los legisladores y sus colaboradores para aprobar leyes que garanticen la igualdad de acceso y de oportunidades para las personas con impedimentos físicos.

En materia de acceso, es probable encontrar un legislador que tenga un familiar con un impedimento físico o tal vez él mismo podría tenerlo. Él puede ser un buen candidato para convertirse en un líder en este tema y puede ayudar a convencer a sus colegas para trabajar también en ello.

Si nosotros o nuestro grupo podemos ser conocidos como una buena fuente de información para éste u otros legisladores - como los expertos a los que se puede contactar cuando se busca información sobre el tema de los impedimentos físicos - se puede estar en una buena posición para persuadir a los legisladores y los responsables de la elaboración de las políticas para que presten atención a estos asuntos y para elaborar proyectos de ley que mejoren la situación de las personas con limitaciones física. Esto significa realizar siempre nuestro trabajo y estar siempre disponibles para responder a preguntas y hacer sugerencias. También significa ser honestos en la información y transacciones, y estar dispuestos a decir: "No lo sé, pero lo voy a averiguar", y después realizar un seguimiento.

Lo ideal aquí sería establecer un grupo ciudadano consultivo que incluya a personas con impedimentos físicos y a otras con conocimientos en este campo. Si ese grupo puede ocupar un lugar en la mesa de negociaciones cuando se debaten las normas de diseño, las leyes y otras cuestiones similares, es probable que las necesidades de las personas con impedimentos físicos puedan ser planteadas y abordadas.

Trabajar con arquitectos, planificadores, urbanizadores y diseñadores de interiores para informarles de las preocupaciones y las necesidades de las personas con impedimentos físicos.

Si se tiene un impedimento físico o no, si se es un individuo o parte de grupo activista o de otro tipo, si el país tiene leyes que abordan los derechos de las personas con impedimentos físicos o no, esta táctica puede ser muy útil. Si se puede colaborar con quienes diseñan y construyen edificios y espacios públicos, e instruirles acerca de las necesidades de las personas con impedimentos físicos, el acceso podrá formar parte de los diseños y construcciones en sus proyectos.

Cuando el acceso es parte de una nueva construcción, sobre todo si es una parte integral del diseño, por lo general cuesta casi lo mismo, o sólo un poco más que un diseño que no lo considera. Cuantos más edificios y espacios accesibles se diseñen, más consciente será el público de la necesidad de acceso para todos y más expectativas tendrá de tenerlo a su alcance. Cuando se acostumbren a ver a personas con impedimentos físicos moviéndose con facilidad, serán más propensos a pensar que el acceso es un derecho, en lugar de un privilegio o una concesión a la posición política correcta.

Solicitar la atención de los medios de comunicación para ayudar a cambiar las actitudes y expectativas.

El uso de los medios de comunicación es una de las actividades más importantes - y más eficaces – a las que puede recurrir un activista. Los relatos de interés  público y entrevistas de radio y televisión puede poner un rostro humano a los asuntos referentes a las limitaciones físicas y disipar algunos de los mitos que la rodean, presentando a individuos que no son sólo "personas con impedimentos físicos", sino seres humanos peculiares y agradables, con necesidades y problemas reales. Ignorar a esas personas y a sus necesidades es más difícil que ignorar a una población anónima de "personas con impedimentos físicos". Una vez que el asunto de la igualdad se vuelve personal, la mayoría de la gente responde de manera positiva.

Los medios de comunicación pueden también señalar que las personas con impedimentos físicos abarcan una amplia franja de la sociedad. Muchas son personas que han nacido así, pero muchas otras la adquirieron en guerras, accidentes automovilísticos, situaciones laborales o deportivas, por la violencia o simplemente por el curso de la vida (el envejecimiento probablemente deja inválidas a más personas que cualquier otro factor). Todos estamos solamente a un segundo de un impedimento físico, y más de la mitad de nosotros lo padecerá de forma temporal o permanente en algún momento de nuestra vida. Una comprensión clara de esta estadística puede cambiar muy rápidamente la percepción del público.

Los reportajes de los medios de comunicación, las entrevistas y los artículos también pueden poner de relieve los problemas de acceso a los que las personas con impedimentos físicos se enfrentan cada día y en los que la mayoría de la población en general nunca piensa: la incapacidad de una persona con problemas de movilidad para abrir una puerta; la dificultad de un turista con limitaciones auditivas al que se llama a través del altavoz de un aeropuerto; la frustración y el terror de una persona con un problema de habla que trata de informar sobre un incendio a través de una llamada telefónica de emergencia. Podemos informar a la gente sobre lo que debe hacerse para mejorar el acceso de todas las personas, y sobre leyes y reglamentos pendientes que el público puede apoyar.

También se puede pedir la colaboración de destacados portavoces que a su vez tienen impedimentos físicos, tales como Max Cleland, ex senador de Georgia, que ha sufrido múltiples amputaciones como consecuencia de heridas producidas en la guerra de Vietnam o el actor Michael J. Fox, que tiene la enfermedad de Parkinson. Tal vez lo más importante es que se puede mostrar a las personas con impedimentos físicos como modelos positivos de conducta: el Jefe de Detectives Robert Ironside, interpretado por Raymond Burr, resolvió crímenes desde una silla de ruedas cada semana durante ocho años, en uno de los más populares programas de televisión de los años 60 y 70.

Cuando se habla con los medios de comunicación y se les pide cobertura acerca de este asunto, puede ser de utilidad recurrir a la séptima edición de “Pautas para escribir y reportar acerca de personas con capacidades diferentes”, una publicación creada por el Centro de Investigación y Capacitación sobre Vida Independiente. Se han distribuido más de un millón de copias de ésta.

Llamar la atención sobre la falta de acceso si se tiene o no un impedimento físico.

Como hemos mencionado, a veces un simple aviso o queja será suficiente para provocar una acción rápida por parte del propietario de un edificio o una empresa. Incluso si no es así, al menos se les ha hecho estar conscientes del problema... y conscientes de que alguien más lo conoce también.

Insistir de forma indefinida.

Los activistas, defensores y las personas con impedimentos físicos tienen que seguir trabajando por un mundo donde se atiendan  y  se cumplan las necesidades de todos, y hacerlo hasta que todos reconozcan que las personas con limitaciones físicas tienen derecho al acceso universal físico, social y político. Incluso si esto se lograra algún día, es probable que aun así se necesiten realizar esfuerzos para mantener el estado de las cosas, y para asegurar que el mundo no vuelve a esos días inimaginables en los que había lugares a los que las personas en silla de ruedas no podían ir, mensajes que las personas con dificultades auditivas o visuales no podían comprender y empleadores, proveedores de servicios y empresas que excluían a las personas que no eran exactamente como la población general.

Para resumir

En la última parte del siglo XX, los derechos y las necesidades de las personas con impedimentos  físicos eran cada vez más entendidas y atendidas. En 1990, Estados Unidos aprobó la Ley de Estadounidenses con Discapacidad, reconociendo y codificando esos derechos y necesidades en un conjunto de normas para el acceso a los dos ámbitos físicos (la capacidad de entrar, circular libremente y utilizar las instalaciones de los edificios y espacios públicos) y las oportunidades (acceso a puestos de trabajo, servicios, educación, entretenimiento, etc.) para las personas con limitaciones físicas. La ley fue complementada por  la Organización de las Naciones Unidas en 1993, con las Normas Estándar de las Naciones Unidas sobre la Igualdad de Oportunidades para las Personas con Impedimentos Físicos. En el momento de redactar este documento, más de 50 países de todo el mundo han promulgado leyes o interpretado o reescrito sus constituciones para incluir los derechos por impedimento físico. Más recientemente, en 2008, la Convención de Derechos de las Personas con Impedimentos Físicos ha sido aprobada por al menos 21 países (aunque E.E.UU. aún no la ha ratificado).

Garantizar el acceso para las personas con impedimentos físicos significa más que la construcción de rampas y servicios sanitarios adecuados. Exige un cambio en la mentalidad, un cambio que se ha logrado, al menos parcialmente, en Estados Unidos y muchos otros países, pero que ni siquiera ha comenzado en algunos otros. Ese cambio de actitud no se conseguirá hasta que la gran mayoría en todo el mundo haya entendido que las personas con impedimentos físicos no están definidas por dicha condición. Para lograr ese fin, hemos de exigir la aplicación de las leyes y las normas que protegen los derechos de esas personas, trabajar para el cambio de políticas y la aprobación de leyes y normas en los lugares en los que no existan, colaborar con los que diseñan, construyen y financian proyectos, solicitar la atención de los medios de comunicación para influir en la opinión pública, y hacerlo todo el tiempo que sea necesario. Sólo cuando las personas con impedimentos físicos puedan vivir su vida libre de barreras injustas, podremos decir que realmente hemos realizado el trabajo.

Contributor 
Phil Rabinowitz

Recursos en línea

United States Access Board lists the Uniform Federal Accessibility Standards (alternative to ADA Standards for state and local government entities).

The ADA website has a huge amount of information, including the ADA Standards for Accessible Design.

The DOJ provides information on Accessibility of State and Local Government websites to people with disabilities, with tips for developers and links to a number of sites with more information.

Access Unlimited provides helpful information on how a low-tech tool can be used by almost anyone to determine if building features such as toilets, door widths, and ramp slopes are in compliance with the Americans With Disabilities Accessibility Guidelines (ADAAG).

Anniversary of Americans with Disability Act: July 26 provides facts on disabilities in the U.S. population from the U.S. Census Bureau.

The Disability Resource Network of British Columbia offers descriptions and explanations of various kinds of disabilities and conditions, among other resources.

The U.S. Equal Employment Opportunities Commission provides information about federal laws that make it illegal to discriminate against a job applicant or an employee because of the person's race, color, religion, sex (including pregnancy), national origin, age (40 or older), disability or genetic information. It also provides information for employers on Prohibited Practices.

Job Accommodations Network offers helpful tips to people with disabilities about the accommodations that they might take advantage of as an employee.

Canadian Charter of Rights and Freedoms (part of Canadian Constitution) provides information on the rights that all people are guaranteed, including for those with disabilities.

Canadian Human Rights Act states that all individuals should have an opportunity equal with other individuals to make for themselves the lives that they are able and wish to have and to have their needs accommodated, consistent with their duties and obligations as members of society, without being hindered in or prevented from doing so by discriminatory practices based on race, national or ethnic origin, colour, religion, age, sex, sexual orientation, marital status, family status, disability or conviction for an offence for which a pardon has been granted or in respect of which a record suspension has been ordered.

SF's New Ballpark: Beautiful Access discusses a recently built ballpark that was created to be accessible for all.

Standards for Web Site Accessibility is from Section 508 of the Rehabilitation Act, and sets out regulations for Internet Accessibility for government agencies, with links for each regulation to explanations and suggestions for web developers.

Convention on the Rights of Persons with Disabilities was established to promote, protect and ensure the full and equal enjoyment of all human rights and fundamental freedoms by all persons with disabilities, and to promote respect for their inherent dignity.

United Nations Standard Rules on Equalization of Opportunity for Persons with Disabilities (1993) is an international document intended to focus worldwide attention on the need for equal rights and opportunities for persons with disabilities.

Project Civic Access details settlements with various municipal and state governments concerning accessibility.

List of various ADA publications detailing regulations and technical assistance.

Frequently Asked Questions about ADA.

Web Accessibility Initiative of the World Wide Web Consortium, with detailed information about accessibility for web developers.