Formulario de búsqueda

Sección 3. Nuestro modelo de práctica: Cómo capacitar para crear el cambio

  • Algunas definiciones: Comunidad, salud, socios, capacidad

  • El potencial de las sociedades colectivas de colaboración

  • ¿Quién debería estar involucrado?

  • ¿Cómo construir comunidades más prósperas y saludables?: Un modelo para el cambio de la comunidad

  • Algunos factores que afectan al trabajo de sociedades colectivas de comunidad

  • Diez recomendaciones para promover la salud y desarrollo de comunidad

La mayoría de nosotros queremos las mismas cosas de nuestras comunidades. Queremos que ellas estén protegidas de la violencia y enfermedad; queremos vecindarios que sean activos y que funcionen bien. Y nos gustaría tener personas que nos cuiden y en quienes confiemos en absoluto.

¿Pero cómo desarrollamos una comunidad así? Nuestra creencia es que las comunidades son construidas cuando las personas trabajan en conjunto sobre cosas que les importan. En esta sección, hablaremos sobre qué queremos decir con eso, y analizaremos nuestra idea de cómo podemos llegar desde aquí hasta allí, lo que podemos llamar nuestro "Modelo del cambio" o "Teoría de la práctica."

Empezaremos esta sección con algunas definiciones que ayudarán a fundamentar las ideas a través de las cuales estamos tratando de entender. Entonces, miraremos a las ventajas de los esfuerzos de colaboración - por qué creemos que tiene sentido para las personas trabajar en conjunto para resolver los problemas que comparten.

Después, miraremos a los compañeros clave en los esfuerzos de comunidad, y entonces describiremos el modelo del cambio que es el foco de esta sección. Complementaremos ese modelo con principios y valores que creemos deben influir cómo se desarrollan los esfuerzos de comunidad. Finalmente, nos enfrentaremos con algunas recomendaciones amplias para trabajar juntos para ayudar a "Construir comunidades más saludables."

Algunas definiciones: Comunidad, salud, sociedades, capacidad

Por comunidad, representamos un grupo de personas que comparten un lugar, la experiencia, o el interés común. A menudo usamos este término para las personas que viven en la misma zona: el mismo vecindario, la misma ciudad o pueblo, e incluso el mismo estado o país.

Pero las personas también pueden considerarse a sí mismas como parte de una comunidad con otros que han tenido similares experiencias. Por ejemplo, las personas podrían verse a sí mismas como parte de una:

  • Comunidad racial o étnica (por ejemplo, las comunidades Afro Americana, Hispana o Irlandesa)
  • La comunidad religiosa (por ejemplo, las comunidadés Católica , Hindú o  Musulmana )
  • La comunidad de personas con discapacidades (aquellos con deficiencias visuales, discapacidades del desarrollo, o la enfermedad mental)

Finalmente, una comunidad puede ser constituida por personas interesadas en las mismas cosas. Por ejemplo, podemos hablar del círculo empresarial, la comunidad de trabajo, o la comunidad de defensa de los niños.

La salud de la comunidad hace referencia al bienestar de todos en una comunidad. Plantea la cuestión, "¿Cuán sanos son todos los miembros de nuestra comunidad? ¿Nuestros niños y adolescentes? ¿Los adultos más viejos? ¿Los pobres?"

Sociedades de colaboración son alianzas que son usadas para mejorar la salud de una comunidad. Ellas animan a las personas a juntarse y producir una diferencia. Por ejemplo, un esfuerzo para mejorar la educación podría involucrar a funcionarios escolares, profesores, empresarios, jóvenes, y adultos más viejos. Porque estas sociedades colectivas juntan a personas de todas partes de la comunidad, sus esfuerzos tienen a menudo el peso para ser exitosos.

La capacidad de la comunidad se refiere a la capacidad de los miembros de la comunidad para lograr una diferencia en el tiempo y a través de diferentes asuntos. La capacidad no es una cosa de una sola vez; como aprender andar en bicicleta, no es algo que desaparece en cuanto usted lo ha experimentado. Como aprender andar  en  bicicleta, lo hacemos mejor cada vez que practicamos en mayor cantidad.

Por ejemplo, si un socio de su comunidad resulta muerto por un conductor ebrio, las personas podrían llegar a estar verdaderamente enfadadas. Por algunas semanas - o incluso algunos meses - las personas podrían trabajar en conjunto para impedir que las personas beban y conduzcan. Pero si eso es todo lo que ocurre - si esos esfuerzos se desvanecen, y las personas vuelven a lo que ven como sus "vidas normales" - eso no es desarrollar la capacidad de comunidad. Eso debe ser visto como un proceso, donde las personas ven el trabajo sobre los asuntos de comunidad como una parte de sus vidas "normales."

Por ejemplo, una comunidad que desarrolla una colaboración exitosa para el abuso de drogas podría decidir después que los porcentajes de la inmunización en la infancia no son suficientemente altos en su comunidad, y también trabajar eficazmente para mejorar esos porcentajes. Traduciendo lo que aprendieron mientras desarrollaban la alianza sobre el abuso de drogas (por ejemplo, las maneras de implicar a miembros o de trabajar con los medios de comunicación) ellos deben poder hacer un buen trabajo y mejorar eficazmente los porcentajes de inmunización. Una comunidad ha demostrado la capacidad de ser una comunidad fuerte y provocar cambios con el tiempo a través de diferentes asuntos.

El potencial de las sociedades colectivas de colaboración

Nuestra creencia, plasmada a través de las siguientes páginas, es que las sociedades de colaboración son una manera poderosa para mejorar nuestras comunidades. Es decir, para mejorar nuestras comunidades, debemos trabajar todos en conjunto para resolver los problemas.

Una razón para esto es que los asuntos que importan a personas locales, como la salud de los niños, el éxito académico o el abuso de drogas, no caben en categorías aisladas. Las cosas que hacen que un asunto probablemente llegue a ser un problema generalmente también afectan a otras cosas. Definir a nuestros problemas como estando relacionados con los otros asuntos (y personas) nos ayuda a que veamos las muchas maneras en las que estamos conectados.

Por ejemplo, tome el caso de una madre y el padre que ambos mantienen trabajos con salarios bajos. No tienen mucho tiempo para sus niños, y pueden fumar cigarrillos para afrontar toda su tensión. Sus niños están expuestos a ser fumadores pasivos y a otros riesgos para la salud, tales como cucarachas y pintura a base de plomo en su vivienda pobre.

¿Cuáles son los resultados? Para los niños, estar menos tiempo con sus padres puede dañar su desarrollo temprano. La exposición a los peligros incrementa sus riesgos para la enfermedad crónica como el asma. Como un todo, la situación hace más difícil para los niños tener éxito en la escuela. Finalmente, la probabilidad de un buen empleo está dramáticamente disminuida - para los padres, sus niños, y para los niños de sus niños.

¿Quién debería estar involucrado?

Cuando se desarrollan estas sociedades de colaboración, ¿quién debe estar involucrado? Primero, es importante que la colaboración sea tan inclusiva como sea posible. Esto significa que se impliquen personas individuales de las diferentes partes de la comunidad - por ejemplo, representantes de escuelas, la corporación mercantil, y el gobierno. También significa representantes de niveles diferentes - por ejemplo, representantes del vecindario, el distrito, el estado o la provincia, e incluso la región más amplia o nación.

Los compañeros clave en una colaboración amplia deben incluir:

  • Miembros locales de sociedades colectivas de comunidad
  • Organizaciones de apoyo
  • Proveedores de recursos económicos y agencias gubernamentales

Miremos a cada uno de estos socios más atentamente.

Sociedades colectivas de la comunidad y del estado

El socio más obvio en un esfuerzo de colaboración serán las sociedades colectivas de la comunidad o el estado en si mismas - los grupos de personas que están trabajando directamente para cambiar sus comunidades. Estos grupos, que son a menudo organizaciones sin fines de lucro, se encuentran en casi cualquier comunidad. Los ejemplos incluyen:

  • La sociedad de Kansas City para niños
  • La coalición para el abuso de drogas de Piscataway
  • El proyecto para la prevención de embarazos en adolescentes de Durham
  • La iniciativa de la comunidad de Bronzeville

Es importante darse cuenta de que mientras estas organizaciones serán parte de una colaboración más grande con entidades financiadoras y organizaciones de soporte, son también acuerdos de colaboración en su propio derecho. Esto es porque las sociedades de colaboración vinculan a organizaciones procedentes de partes diferentes de la comunidad. Por ejemplo, una sociedad de comunidad para promover la salud infantil podría incluir representantes de:

  • Los medios de comunicación
  • El círculo empresarial
  • Escuelas de zona
  • Organizaciones cívicas y de la comunidad
  • Organizaciones de jóvenes
  • Gobierno local
  • Organizaciones de salud
  • La comunidad de fe
  • Instituciones financieras

Las personas de cada una de estas áreas podrán promover la salud de los niños de maneras importantes, únicas. Trabajando en conjunto, existirá una sociedad muy poderosa en la comunidad.

Organizaciones intermediarias y de apoyo

El segundo socio en una sociedad de colaboración amplia son organizaciones intermediarias y de soporte. Algunas organizaciones locales y regionales, y a nivel estatal pueden proveer asistencia técnica para sociedades colectivas de la comunidad. Estas organizaciones intermediarias pueden ayudar a las sociedades colectivas de comunidad a construir "las capacidades básicas" que son necesarias para trabajar en los asuntos de comunidad. Por ejemplo, un centro de investigación de una universidad podría dar consejo sobre temas tales como la evaluación de la comunidad, la planificación estratégica, defensa, el desarrollo de liderazgo, y evaluación.

Organizaciones intermediarias también pueden ayudar a valorar lo que las sociedades colectivas necesitan y suministrarles ese soporte. Por ejemplo, los departamentos de salud del estado y distrito pueden ayudar a las agrupaciones comunitarias a desarrollar sistemas de datos de salud que suministren los datos a nivel de distrito (por ejemplo, el porcentaje de niños sin las inmunizaciones correctas). Ellos y otras organizaciones de soporte relacionadas también pueden ofrecer otra información útil para tomar las decisiones.

Proveedores de fondos económicos y agencias gubernamentales

Finalmente, los proveedores de fondos y organismos gubernamentales son también miembros importantes en estas sociedades de colaboración amplias. Esto es porque las fundaciones y los organismos gubernamentales pueden ayudar a crear las condiciones para que las sociedades colectivas de comunidad sean exitosas. ¿Cómo hacen esto? Indudablemente, suministrando los recursos financieros necesarios para las sociedades colectivas y organizaciones intermediarias. Este es el modo más obvio en que los proveedores de fondos contribuyen. Muchos grupos dependen fuertemente (si no totalmente) de la provisión de recursos financieros de estos proveedores o el gobierno para sobrevivir.

Sin embargo, esta contribución importante es solamente uno de los modos en que los proveedores de fondos y los organismos gubernamentales pueden contribuir a una sociedad de colaboración. También pueden promover el trabajo de comunidad de las siguientes formas:

  • Dando algunos recursos financieros al grupo, los proveedores hacen que la provisión de recursos financieros adicionales sea más probable en realidad. Eso es porque han añadido credibilidad al grupo - el grupo puede ahora decir, "bien, nosotros recibimos subvención de esta fundación, así que claramente merecemos su atención."
  • Los proveedores de fondos pueden usar las solicitudes de propuestas (SDPs) como una manera de atraer grupos por un propósito común.
  • Y, haciendo esto, pueden forjar lazos entre personas diferentes que trabajan en la misma comunidad.
  • Finalmente, los proveedores de fondos y organismos gubernamentales también pueden ayudar a hacer que los resultados se produzcan otorgando recursos financieros adicionales si los grupos consiguen sus objetivos

Con una comprensión de todas estas partes, veamos cómo estos socios pueden trabajar juntos para mejorar sus comunidades.

¿Cómo construir comunidades más prósperas y saludables?: Un modelo para el cambio de la comunidad

Existen cinco partes básicas en este modelo:

  1. Contexto de la comunidad y planificación
  2. Acción e intervención de comunidad
  3. Cambio en la comunidad y los sistemas
  4. Factores de riesgo y factores protectores y cambio amplio de comportamientos
  5. Mejorar los resultados más distantes (los objetivos a largo plazo)

Antes de que miremos específicamente cada una de estas partes, he aquí un par de ideas generales para tener en mente cuando pasamos a través de este modelo:

  • Primero, este modelo pretende ser fluido e interactivo. Por ejemplo, una comprensión del contexto de la comunidad y planificación deben servir de guía a la acción de la comunidad, la cuál debe afectar a los cambios de la comunidad y de los sistemas, etcétera
  • Segundo, este modelo pretende ser un ciclo ininterrumpido. Por ejemplo, la mejora en los resultados distantes, como reducir los porcentajes de la violencia, deben resultar en un ciclo renovado de planificación y acción para éstos u otros asuntos que importan a los miembros de la comunidad

Con estas ideas en mente, miremos las partes individuales de este modelo o teoría de la acción.

Imagen representando los modelo lógico/teoría de cambio usados por el Grupo de Trabajo para la Salud y Desarrollo Comunitarios. Esta imagen representa flechas bidireccionales entre cada frase para mostrar la naturaleza reiterativa del modelo que incluye las siguientes frases: “Contexto comunitario y planeación colaborativa; acción e intervención comunitarias; cambio en la  comunidad y los sistemas; factores de riesgo  y protección y cambio de conducta; mejoras en resultados más distantes.”

1. Contexto comunitario y planificación

El primer paso es comprender el contexto en el que las personas actúan. Por el contexto, entendemos las experiencias de las personas, sus sueños para una mejor vida, y lo que les hace hacer lo que hacen. El contexto  influye por muchas cosas, tales como:

  • Las esperanzas y expectativas de las personas - por ejemplo, la creencia de que las cosas pueden cambiar
  • Trabajo y demandas de familia
  • Los problemas, especialmente la pobreza
  • El liderazgo fuerte y profundo - tener un equipo diverso con la visión, la competencia y la perseverancia para mover montañas
  • Recursos financieros suficientes
  • El visto bueno (o la resistencia) de la comunidad (o de aquellos en la autoridad) cuando las personas intentan cambiar cosas
  • El contexto político y social más amplio

Dentro de este contexto, las personas pueden juntarse para identificar los asuntos que les importan, como el uso de drogas, las oportunidades de empleo, la vivienda decente, o la delincuencia, para dar sólo algunos ejemplos. Pueden entonces documentar la salud o el desarrollo de la comunidad con indicadores de nivel de comunidad, los cuales son usados para medir el alcance de los problemas en el nivel local. Por ejemplo, los registros de las agresiones en la escuela son un indicador de nivel de comunidad de la violencia en la comunidad; los choques de automóviles de noche son a menudo usados como un indicador del nivel del abuso de drogas en una comunidad.

Después en la vida del grupo comunitario, éstos pueden servir de referencia para notar si o no se están acercando a sus objetivos. Por ejemplo, pueden mirar el nivel de violencia y ver si ha disminuido desde que la sociedad existe.

Con una comprensión del contexto, el grupo puede ir hacia adelante con la planificación. La planificación de colaboración es una operación crítica y continuada de una organización saludable. Junta a las personas y organizaciones con las experiencias y los recursos diferentes. Juntos, aclaran o desarrollan la visión, la misión, los objetivos, las estrategias, y los pasos de acción del grupo. Haciéndolo, pueden provocar los cambios en la comunidad.

2. Acción e intervención comunitaria

El proceso de planificación debe ser seguido por la acción - saliendo y haciendo lo que fue pensado. Si el plan de la acción era minucioso, esta parte debería ir por lo general bastante lentamente.

Eso no significa decir que no haya protuberancias en el camino. A veces, el movimiento lleva a resistencias muy serias. Incluso un esfuerzo relativamente inofensivo de arreglar viviendas para gente de bajos ingresos puede ser resistido por los funcionarios locales, que demoran los permisos de construcción necesarios.

De forma semejante, los esfuerzos de una sociedad colectiva de comunidad para sacar dinero de la ejecución de la ley y ponerlo en la prevención del abuso de drogas serán probablemente opuestos por la policía y sus aliados. Esta oposición puede tomar muchas formas diferentes. Por ejemplo, la policía podría negar las peticiones de información; otros pueden poner en duda la capacidad de los miembros de la sociedad para conseguir que el trabajo sea hecho.

¿Cómo puede una organización de comunidad vencer esta u otras clases de oposición? Hay muchas respuestas que un grupo podría hacer. La mejor dependerá de su situación particular.

3. Cambio en la comunidad y los sistemas

El objetivo del plan de acción es provocar los cambios en la comunidad y los sistemas. Provocar éstos cambios es un paso importante hacia conseguir sus objetivos organizacionales.

Por el cambio de la comunidad, queremos decir desarrollar un nuevo programa (o modificar uno existente), provocar un cambio en la política, o ajustar una práctica relacionada con la misión del grupo.

Miremos los siguientes ejemplos:

  • Un programa "Paseo seguro" da paseos gratuitos de modo que las personas no necesitan viajar solas en áreas inseguras tras el anochecer (un nuevo programa)
  • La política cambia, tal como penas más fuertes para las personas que cometen delitos usando un arma (un cambio en la política)
  • Las nuevas prácticas de empleo que permiten a los trabajadores el tiempo flexible para estar con los niños después de la escuela (un cambio en la práctica)

Los cambios en los sistemas son similares a los cambios de la comunidad, pero tienen lugar a un nivel más amplio. Una corporación mercantil puede implementar sus prácticas amables con los niños durante todas sus operaciones a escala nacional. Otro ejemplo es un cambio en la política de provisión de fondos para otorgar incentivos de efectivo para los subvencionados que alcanzan sus objetivos.

4. Factores de riesgo y de protección y cambios de conducta amplios

Nuestra creencia es que cuando estos cambios de la comunidad y los sistemas ocurren, deberían, tomados juntos, cambiar el entorno en el que una persona actúa. Esto es expresado a veces como aumentar los factores protectores y/o reducir los factores de riesgo con que los miembros de comunidad se enfrentan.

¿Qué son los factores de riesgo y los factores protectores? Son los aspectos del entorno de una persona o características personales que lo hacen más probable (los factores de riesgo) o menos probables (factores protectores) de contraer un problema en particular. A menudo, los factores de riesgo y los factores protectores pueden ser considerados dos caras de la misma moneda. Por ejemplo, si las drogas están fácilmente disponibles en su comunidad, entonces la disponibilidad fácil es un factor de riesgo. Si son muy difíciles de encontrar, entonces esa falta de drogas es un factor protector. El efecto esperado del cambio ambiental es el cambio amplio de comportamiento - muchas personas en la comunidad participando en comportamientos se relacionan con los objetivos del grupo.

5. Resultados más distantes

Mejoras en los resultados más distantes, como reducir la violencia o incrementar porcentajes de empleo e ingresos familiares, son los objetivos finales de las sociedades colectivas de colaboración. Nuestra creencia es que reduciendo los factores de riesgo (y aumentando los factores protectores) para el asunto que usted está tratando de abordar, usted afectará a la línea de base. Eso es verdadero ya sea que su línea base sean porcentajes más bajos de embarazo adolescente, porcentajes más altos de la inmunización para niños pequeños, o cualquier otro tema.

Como hablamos antes en esta sección, los datos sobre los indicadores de nivel de la comunidad - pueden ayudarlo a determinar cuánto progreso ha hecho usted hacia sus objetivos finales. La información para ver si los esfuerzos están funcionando en áreas diferentes puede ser organizada conjuntamente en un "Informe Anual." Este podría permitir a las personas en toda la comunidad saber cómo van las cosas, incluyendo la información sobre los indicadores de nivel comunitario - los cambios de la comunidad importantes y las historias de éxito.

Algunos factores que afectan al trabajo de sociedades colectivas de comunidad

En todas las diferentes partes de nuestras vidas, algunas cosas funcionan, y otras no. ¿Por qué es así? Pensar por un momento en una escuela. Los estudiantes tienen el mismo marco en el que trabajar - cada nivel tiene los mismos objetivos de aprendizaje, por ejemplo. Todavía, algunos estudiantes (y escuelas) tienen éxito y otros fallan. ¿Qué causa esa diferencia?

Es probablemente una combinación de cosas - el apoyo en casa, un buen profesor, y unos buenos (o no tan buenos) materiales para usar. De modo bastante simple, dentro de una base que casi todos estudiantes tienen, eventos diferentes a menudo representan la diferencia entre el éxito y el fracaso.

En los últimos párrafos, usted ha visto lo que creemos ser un modelo factible para la construcción de comunidades más prósperas y saludables. Pero de la misma manera que esa escuela, lo que usted ha leído es sólo una base. Y diferentes eventos que ocurren dentro de la base hacen más o menos probable que una agrupación comunitaria tenga éxito.

Para mejorar la salud y el desarrollo de una comunidad, hemos encontrado siete características que parecen ser muy importantes para determinar si el esfuerzo de la comunidad falla o da resultado. En nuestra investigación, cada uno de los siguientes "factores" ha estado relacionado con la tasa del cambio de la comunidad. Los miraremos uno por uno.

Misión centrada en metas

Tener un enfoque claro - es decir, una misión centrada - es uno de los factores principales de si o no una agrupación comunitaria es eficaz.

Una declaración de misión es el relato de la determinación de su organización; dice qué va a hacer la organización y por qué. La misión describe su tarea especial, y dice qué motivación específica une a todas aquellas personas que quieren hacer una diferencia.

Por ejemplo, la misión de una organización podría ser: "Nuestra misión es reducir el embarazo de adolescentes y las enfermedades de transmisión sexuales en el Distrito de Dade a través de un esfuerzo de ámbito comunitario que proveerá educación y soporte a personas jóvenes y a sus familias."

Planificación de la acción

La planificación de la acción, como anotábamos antes en esta sección, implica identificar los cambios específicos en la comunidad o sistema más amplio, y los pasos de acción relacionados para provocarlos. En la planificación de la acción, las sociedades colectivas de la comunidad identifican:

  • Los cambios de la comunidad o los sistemas (programas, políticas, y prácticas nuevos o modificados) a ser buscados
  • Las acciones que provocarán los cambios deseados de comunidad o sistemas
  • Quién adoptará esas acciones
  • Para cuando serán hechas
  • Los recursos necesarios para conseguir que el trabajo sea hecho

Cuando las sociedades colectivas desarrollan un plan de la acción, son consistentemente más exitosas en cambiar sus comunidades

Cambios en liderazgo

Involucrar a líderes competentes, inspirados con una visión clara para la organización ayuda a que el cambio ocurra más rápidamente. Tales líderes ven a las sociedades colectivas de comunidad como una manera de movilizar la comunidad, sacar las fuentes de fortaleza de cada uno y para celebrar los logros de los miembros. Estos líderes son probablemente capaces de dirigir sociedades colectivas de colaboración eficaces.

Debajo de esto subyace, por supuesto, que cuando tales líderes dejan una organización, los logros de los grupos se ven afectados a menudo. Encontrar una manera de facilitar las transiciones y preparar el liderazgo dentro del grupo es un factor importante para tener grupos que tienen vidas largas y prósperas.

 Recursos para movilizadores de comunidad

Una cosa que está muy clara es que tiene que haber personas que actúan como catalizadores - movilizadores de la comunidad que conseguirán que las cosas realmente se muevan en la comunidad. Son quienes pondrán a rodar la pelota sobre las acciones que el grupo decide hacer. Contratando o reclutando a movilizadores de comunidad, los grupos consistentemente hacen ocurrir más cambios.

La documentación y el intercambio de información

Para saber si los esfuerzos de un grupo comunitario están haciendo realmente una diferencia, es importante que el grupo documente los esfuerzos y los resultados. Tal información sobre los logros del grupo - por ejemplo, la cantidad o la duración - debe ser usada para mejorar los esfuerzos del grupo en marcha.

La documentación debe ocurrir para resultados intermedios, tales como los cambios en la comunidad y los sistemas de los que hablamos antes. Estar al día con estos cambios, tanto como la "línea base" de lograr los objetivos a largo plazo del grupo, puede ayudar a las sociedades de colaboración a comprender, celebrar, y mejorar sus esfuerzos en conjunto.

Asistencia técnica

Los buenos líderes trabajan para atraer a personas competentes con las destrezas que complementan las de las personas de la organización. Haciendo esto, los miembros de equipo crecen y se hacen más fuertes en su trabajo.

El apoyo exterior, que puede tomar el formato de la asistencia técnica, puede ser una bocanada de aire fresco para su organización. Eso es porque las competencias básicas necesarias para las organizaciones de comunidad a menudo trascienden la variedad de las misiones centradas en metas y las especialidades de las personas que trabajan en ellas. Por ejemplo, la planificación de la acción será importante para el trabajo de comunidad acerca de la defensa ambiental, el abuso de niños, la salud mental, o casi cualquier otro asunto de comunidad.

El objetivo de la asistencia técnica debe ser siempre el mismo: Construir la capacidad de la comunidad para cuidar de las cosas que les importan a sus miembros. Este sitio Web es un ejemplo de esta clase de asistencia. La Caja de Herramientas de Comunidad contiene más de 100 secciones que pueden apoyar los esfuerzos de asistencia técnica.

Hacer que los resultados importen

Finalmente, los proveedores de fondos y organismos gubernamentales pueden ayudar a aquellos a quienes respaldan formulando claramente y gratificando los resultados deseados. Por ejemplo, una fundación en Kansas (USA) anunció que la continuación de las subvenciones estaría basada en las pruebas del progreso. El resultado fue que la cantidad de cambios en la comunidad aumentó dramáticamente. Este mismo proveedor de fondos usa ahora primas en valores para animar los avances.

Las posibilidades para recompensar los resultados incluyen:

  • Suministrar subvenciones de prima para grupos que logran los objetivos importantes
  • Otorgar dividendos de resultado - es decir dar fondos a comunidades para la re-inversión de lo que ellos han ahorrado por medio de los esfuerzos eficaces de prevención.

Diez recomendaciones para promover la salud y desarrollo de comunidad

A través de esta sección, hemos hablado de los tres grupos que son miembros activos importantes dentro de las sociedades de colaboración: miembros locales y sociedades colectivas de comunidad, organizaciones de apoyo, y proveedores de fondos y organismos gubernamentales.

Mucho de la toma de decisiones y del trabajo debe ocurrir dentro de las comunidades mismas. Sin embargo, todos estos grupos pueden trabajar en conjunto y ayudar a crear las condiciones bajo las que es mucho más probable que los esfuerzos de comunidad sean exitosos. Sobre la base del modelo que discutimos anteriormente, proponemos diez recomendaciones específicas para ayudar a las personas que están tratando de cambiar sus comunidades para mejorarlas.

1. Trabajando con sociedades colectivas de comunidad, los proveedores de fondos y organismos gubernamentales deben desarrollar un plan de mercado social para promover la participación en el trabajo de comunidad.

  • El plan de mercadotecnia debe ayudar a convencer a los miembros de la comunidad de que trabajar en conjunto para solucionar los problemas públicos debe llegar a ser una parte importante de sus vidas cotidianas
  • Los mensajes deben contradecir la idea de que la comunidad no puede resolver sus propios problemas
  • El plan debe concentrarse en promover la participación de la comunidad
  • Los mensajes para miembros diferentes de la comunidad deben ser dirigidos de maneras diferentes. Por ejemplo, los mensajes para adolescentes deben ser dirigidos de manera diferente que los mensajes para el adulto mayor
  • El plan debe incluir una manera de comunicar las buenas cosas que están en marcha. Las historias de éxito y los perfiles de las personas que han hecho trabajos fantásticos deben ser compartidos con la comunidad
  • La campaña de mercadotecnia social debe usar métodos diferentes de la comunicación para llegar hasta el mayor número de personas. Por ejemplo, podría usar póster, notas sobre Internet, y editoriales en el periódico local, por dar sólo algunos ejemplos

2. Desarrolle sociedades donde las personas pueden trabajar en conjunto para mejorar su comunidad.

  • Los fondos de subvención deben ser dirigidos hacia sociedades colectivas de comunidad amplias. Por tener una sociedad de colaboración amplia, la comunidad tendrá una estructura que es lo suficientemente fuerte para hacer un impacto real sobre los diferentes problemas de comunidad
  • Las sociedades colectivas deben involucrar tanto a las personas que tienen poder como a aquellos más afectados por el asunto
  • Deben proporcionarse muchas maneras diferentes en que las personas pueden ser una parte de la sociedad colectiva
  • Los proveedores de fondos deberían tratar de invertir en el mismo lugar y permitir trabajar a través de los límites normales. Por ejemplo, es a menudo el caso en que un grupo en la comunidad recibirá una subvención para prevenir el abuso de drogas, otro recibirá una subvención para mejorar la educación, etc. Sugerimos que los proveedores de fondos trabajen en conjunto para ofrecer las subvenciones más grandes a sociedades colectivas de comunidad que pueden trabajar en varios de estos asuntos interrelacionados al mismo tiempo

3. Provea la información para ayudar a enfocar los esfuerzos sobre los asuntos con el efecto más grande sobre la salud y desarrollo de la comunidad. 

  • Las sociedades colectivas de colaboración deben desarrollar los objetivos sobre la base de dos cosas: el nivel de los problemas de comunidad (i.e., los datos estadísticos) y lo que los miembros de la comunidad encuentran importante
  • Las organizaciones de soporte deben desarrollar un modelo del cambio (como del que damos una idea general en esta sección) para ayudar a guiar al trabajo de comunidad

4.  Respalde la planificación de la acción para mejorar la comunidad. 

  • La planificación debe comenzar pronto y nunca detenerse. La planificación de la acción en reuniones anuales aparte pueden renovar los esfuerzos del grupo y ser complementada con ajustes regulares
  • Cuando algo funciona, su uso debe ser promovido extensamente. Por ejemplo, un programa de "Embólselo" que permite que personas jóvenes llamen para hacer pedidos de anticonceptivos y los obtengan discretamente envueltos en una bolsa de papel podría incrementar muy notablemente el uso de anticonceptivos entre la juventud en riesgo en una comunidad pequeña. Si ese demuestra ser el caso, ese programa debe ser promocionado mediante Boletines y a través de la palabra para que las organizaciones similares puedan hacer lo mismo. Es importante recordar, sin embargo, que los programas a menudo tienen que ser adaptados para ajustarse a las condiciones locales
  • El enfoque de la planificación de la acción debe ser transformar el entorno que hace que los comportamientos que promueven la salud y el desarrollo sean más probables en cuanto a su ocurrencia
  • Recogiendo la información pertinente sobre los factores de riesgo y los factores protectores, los socios del esfuerzo de colaboración pueden enfocar mejor sus esfuerzos en nuevos programas, políticas, o practicas que causarán los cambios positivos en el entorno
  • Algunos de los cambios de comunidad deben tratar de llegar a la comunidad global; los otros deben ser dirigidos hacia las personas que están en un riesgo más alto

5. Provea inversiones en sociedades de colaboración que sean suficientemente grandes y duren lo suficientemente para producir una diferencia. 

  • Subvencione sociedades colectivas de comunidad durante un tiempo suficientemente largo para producir una diferencia (por ejemplo, por 5 / 10 años).
  • Provea recursos para contratar movilizadores de comunidad para que actúen como catalizadores en la comunidad.
  • Muchos cambios de sistemas más grandes para los que su organización trabajará pueden requerir mucho tiempo. Asegúrese de desarrollar y celebrar las "pequeñas victorias", aquellos acontecimientos que con regularidad recompensarán los esfuerzos de todos. Esto le ayudará a mantener la motivación cuando usted trabaja para alcanzar sus objetivos.
  • Promueva la sostenibilidad de las sociedades colectivas de comunidad exitosas. Los grupos que han demostrado su mérito deben ser recompensados con los esfuerzos continuados de los socios de la provisión de recursos financieros.

 6. Use una variedad de métodos para desarrollar la capacidad para hacer el trabajo de comunidad.

  • Brinde muchas oportunidades para que personas involucradas en el trabajo de comunidad se conozcan y aprendan mutuamente unos de otros
  • Use educación a distancia para dar a las personas la oportunidad de aprender con otros que hacen un trabajo similar en lugares diferentes
  • Usar Internet para distribuir la información de ¿cómo hacer? para desarrollar las competencias básicas para el trabajo de comunidad
  • Conecte a las sociedades colectivas de comunidad más nuevas con aquellos más experimentados, y conecte a las nuevas generaciones de líderes con aquellos más establecidos

7. Documente el proceso del cambio de comunidad y los sistemas para mejorar el trabajo de comunidad.

  • Los líderes de iniciativas deberían trabajar con representantes de organizaciones de apoyo para desarrollar las maneras más significativas de presentar y usar los datos sobre los cambios de comunidad y los sistemas
  • Honre a organizaciones y personas individuales que provocan cambios importantes en sus comunidades
  • Use los datos sobre el cambio en la comunidad y los sistemas para hacer los ajustes en el plan de acción del grupo
  • Los investigadores deberían revisar las tendencias en los cambios de la comunidad y los sistemas para identificar los factores que podrían afectar al cambio en la comunidad
  • Use un informe anual sobre el estado de la sociedad para animar a la obligación de dar cuenta a los miembros de las sociedades colectivas de comunidad

8.  Haga que los resultados importen

  • Establezca e informe sobre los resultados más intermedios y distantes, tales como altas tasas de cambios importantes en la comunidad y los sistemas, para objetivos determinados por la comunidad
  • Haga que se renueven las inversiones de comunidad (por ejemplo, la continuación de una subvención) condicionada a las pruebas del progreso por el grupo
  • Otorgue subvenciones de prima para animar el progreso y los logros sobresalientes
  • Otorgue dividendos de resultado para recompensar a las mejoras en la línea base. Por ejemplo, si una comunidad tiene menos embarazos adolescentes debido a los esfuerzos de una coalición local, asigne a la coalición un poco del dinero que ahorró por no tener que pagar los costos de estos adolescentes. Por ejemplo, el dinero que ha sido ahorrado en facturas del hospital que el estado habría pagado por padres no asegurados, así como los gastos de la asistencia social para padres adolescentes, sus niños, etcétera

9. Desarrolle sociedades de colaboración para incrementar el apoyo para las personas que trabajan para mejorar sus comunidades. 

  • Desarrolle sociedades de colaboración amplias entre organizaciones diversas que realmente representen a la comunidad entera. Los miembros de la sociedad deben compartir los riesgos, los recursos, y las responsabilidades para la mejora de la comunidad
  • Los empleadores en todas nuestras comunidades deben modificar sus estructuras para apoyar la participación de todos en la solución de problemas públicos. Por ejemplo, sociedades anónimas podrían tener una política de horario flexible que permite que empleados se ofrezcan en su comunidad como voluntarios
  • Las sociedades colectivas de comunidad, organizaciones intermediarias y de soporte, y proveedores de fondos y organismos gubernamentales deben todos actuar como catalizadores para el cambio. Pueden hacer esto:
    • Convocando a las personas alrededor de las preocupaciones sobre la salud y el desarrollo;
    • Forjando las relaciones entre las personas que pueden ayudar a abordar los asuntos de comunidad; y
    • Ayudar a conseguir recursos a los que pocas comunidades podían acceder solas

10. La investigación futura debería ayudar a comprender y mejorar los factores que afectan a la salud y desarrollo de la comunidad.

  • Examine  cómo el disminuir la pobreza y mejorar la educación afecta los indicadores de nivel comunitario de la salud y el desarrollo
  • Examine las condiciones bajo las cuales el cambio de la comunidad y los sistemas son asociados con mejoras en los objetivos a largo plazo
  • Deje a las personas conocer lo que funciona - cuáles son las prácticas prometedoras para la construcción de comunidades más sanas. Esto puede ser hecho a través de una variedad de medios de comunicación diferentes (como los medios impresos y de emisión, asociaciones de profesionales, e Internet).  Para recapitular:

En resumen

Una comunidad saludable es una forma de democracia viviente: personas que trabajan en conjunto para dirigirse a lo que les importa a ellos. Como ciudadanos, tenemos un deber de dar forma a las condiciones básicas que afectan a nuestras vidas con otros en nuestra comunidad. En la transformación de las comunidades, somos guiados por valores compartidos y principios que nos unen en el fin común.

Construir comunidades más saludables mezclando lo local y lo universal, el contexto particular y el más amplio. Tales esfuerzos son basados a nivel local: la familia, el vecindario y otras  comunidades allegadas. Para ser eficaces, sin embargo, también debemos agrupar diversas personas y organizaciones para transformar juntos las condiciones más amplias que afectan el trabajo local. Esto requiere valor, dudas y fe: el valor de confiar en aquellos fuera de nuestra experiencia inmediata, la duda para preguntar lo que es y la fe de creer en que juntos haremos una diferencia.

El trabajo de construir comunidades más saludables requiere tiempo: nuestro tiempo, el de nuestros niños y el de los niños de nuestros hijos. Un proverbio judío aconseja: "Usted no está obligado a terminar el trabajo, pero tampoco es libre de dejarlo." En nuestros lazos emergentes a través del tiempo y los espacios, nos reunimos con otros en un intento de crear ambientes dignos de todos nuestros hijos.

Antes de que continuemos, puede ser provechoso mirar este proceso otra vez como un todo. Recuerde, este proceso es un ciclo interactivo e ininterrumpido.

Contributor 
Stephen B. Fawcett

Recurso en Línea

Centro para la Salud y Desarrollo de la Comunidad. (March, 1998). La Caja de Herramientas Comunitarias, Capítulo 8: Desarrollar un plan estratégico.

Recursos impresos

This Community Tool Box section is an edited version of the following invited paper (and book chapter):

Fawcett, S. B., Francisco, V. T., Hyra, D. S., Paine-Andrews, A., Schultz, J. A ., Russos, S., Fisher, J.L., & Evensen, P. (1998). Building Healthy Communities. Invited Address to the Kansas Conference on Health and Its Determinants. Sponsored by the Kansas Health Institute and the Kansas Health Foundation. Wichita, KS.

To appear in:

Tarlov, A., &  Peter  R. St. (Eds.) Society and Population Health. New York, NY: New Press.

The references cited in the above paper are as follows:

Referencias:

Aguirre, M. (1996). Community-based approaches for the prevention of alcohol,tobacco, and other drug use.  Annual Review of Public Health, 17, 337-358.

Altman, D., Balcazar, F., Fawcett, S., Seekins, T., & Young, J.(1994). Public health advocacy: Creating community change to improve health. Palo Alto, CA: Stanford Center for Research in Disease Prevention.

Tarlov, A., &  Peter, R.St. (Eds.) Society and Population Health. New York, NY: New Press.

Barker, R.. (1968). Ecological psychology. Stanford, CA: Stanford University Press.

Bernstein, J., & Michel, L. (1997). Has income inequality stopped growing? Monthly Labor Review, 120 (12), 3-16.

Brofenbrenner, U., McClelland, P., Wethington, E., Moen, P., & Ceci, S. J. (1996). The state of Americans: This generation and the next. New York, NY: The Free Press.

Carroll, J. (1997). Neighborhoods and citizenship. Lecture at the Boston Public Library, Boston, Massachusetts. Broadcast by C-SPAN television network. November 15, 1997.

Citrin, T. (1998). Topics for our times: Public health--community or commodity? Reflections on Healthy Communities. American Journal of  Public Health, 88(3), 351-352.

Fawcett, S. B., Francisco, V. T., Hyra, D. S., Paine-Andrews, A., Schultz, J. A ., Russos, S., Fisher, J.L., & Evensen, P. (1998). Building Healthy Communities. Invited Address to the Kansas Conference on Health and Its Determinants. Sponsored by the Kansas Health Institute and the Kansas Health Foundation. Wichita, KS.

Fawcett, S.(1991). Some values guiding community research and action. Journal of Applied Behavior Analysis, 24, 621-636.

Fawcett, S. (1999). Some lessons on community organization and change. In Rothman, J. (Ed.), Reflections on community organization: Enduring themes and critical issues. (pp. 314-334). Itasca, IL:F.E. Peacock Publishers.

Fawcett, S., Paine, A., Francisco, V., Schultz, J., Richter, K ., Lewis, R., Williams, E., Harris, K., Berkley, J., Fisher, J., & Lopez, C. (1995 ). Using empowerment theory to support community initiatives for health and development. American Journal of Community Psychology, 23(5), 667-697.

Fawcett, S., Lewis, R., Paine, A., Francisco, V., Richter, K., Williams, E. , & Copple, B. (1997). Evaluating community coalitions for the prevention of substance abuse: The case of Project Freedom. Health Education and Behavior, 24(6), 812-828.

Fawcett, S., Paine, A., Francisco, V., Schultz, J., Richter, K., Berkley, J., Fisher, J., Lewis, R., Lopez, C., Russos, S., Williams, E., Harris, K., & Evenson, P. Evaluating community initiatives for health and development. In I. Rootman,  McQueen, D. etal. (Eds.) Evaluating health promotion approaches. Copenhagen, Denmark: Work Health Organization-- Europe.

Feinstein, J. (1993). The relationship between socioeconomic status and health: A review of the literature. Milbank Quarterly, 71, 279-322.

Francisco, V., Paine, A., & Fawcett, S. (1993). A methodology for monitoring and evaluating community coalitions. Health Education Research: Theory and Practice, 8(3), 403-416.

Fukuyama, F. (1995). Trust: The social virtues and the creation of prosperity. New York, NY: The Free Press.

Goodman, R., Speers, M., McLeroy, K., Fawcett, S., Kegler, M., Parker, E., Smith, S., Sterling, T., & Wallerstein, N. (1998). An initial attempt at identifying and defining the dimensions of community capacity to provide a basis for measurement. Health Education and Behavior.

Green, L., & Kreuter, M.  (1991). Health promotion planning: An educational and environmental approach, 2nd ed. Mountain View, CA: Mayfield.

Hawkins, D. & Catalano, R. (1992). Communities that care. San Francisco, CA: Jossey-Bass.

Herrnstein, R., & Murray, C. (1994). The bell curve: Intelligence and class in American life. New York, NY: Free Press.

Himmelman, A.T. (1992). Communities working collaboratively for a change. (Monograph available from the author, 1406 West Lake, Suite 209, Minneapolis, MN 55408).

Institute of Medicine. (1988). The future of public health. Washington, D.C.: National Academy Press.

Institute of Medicine. (1997). Committee on Using Performance Monitoring to Improve Community Health: Durch, J.S., Bailey, L.A., & Stoto, M.A. (Eds). Improving health in the community: A role for performance monitoring. Washington, D.C.: National Academy Press.

Kaplan, G., Pamuk, E., Lynch, J., Cohen, R., & Balfour, J. L. (1996). Income inequality and mortality in the United States. British Medical Journal, 312, 999-1003.

Kawachi, I., Kennedy, B., Lochner, K., & Prothrow-Stith, D. (1997). Social capital, income inequality, and mortality. American Journal of Public Health, 87(9), 1484-1490.

Kehrer, B., & Wolin, C. (1979). Impact of income maintenance on low birthweight: Evidence from the Gary experiment. Journal of Human Resources, 14 , 435-462.

Kretzman, J., & McKnight, J. (1993). Building communities from the inside out: A path toward finding and mobilizing a community's assets. Chicago: ACTA Publications.

Lappe, F., & DuBois, P. (1994). The quickening of America: Rebuilding our nation, remaking our lives. San Francisco, CA: Jossey-Bass.

Marmot, M.,  Smith, G., Stansfield, S., Patel, C., North, F., Head, J., White, I., Brunner, E., & Feeney, A. (1991). Health inequality among British civil servants: The Whitehall II study. The Lancet, 337 (8), 1387-1393.

Orfield, M. (1997). Metropolitics: A regional agenda for community and stability. Washington, DC: Brookings Institution Press.

Paine, A., Vincent, M. , Fawcett, S., Campuzano, M., Harris, K., Lewis, R., Williams, E., & Fisher, J. (1996). Replicating a community-based initiative for the prevention of adolescent pregnancy: From South Carolina to Kansas. Family and Community Health, 19(1), 14-30.

Putnam, R. (1995). Bowling alone: America's declining social capital. Journal of Democracy, 6(1), 64-78.

Putnam, R. (1993). Making democracy work. Princeton, NJ: Princeton University Press.

Raudenbusch, S. (1997). Toward a science of ecological assessment: A model for the systematic social observation of neighborhoods. Unpublished paper presented at the annual meeting of the American Society of Criminology, San Diego, November, 1997.

Rothman, J. (Ed.) (1999). Reflections on community organization: Enduring themes and critical issues. Itasca, IL: F.E. Peacock Publishers.

Ryan, W. (1971). Blaming the victim. New York, NY: Vintage Books.

Schorr, L. (1997). Common purpose: Strengthening families and neighborhoods to rebuild America. New York, NY: Anchor Books, Doubleday.

Sclove, R. (1995). Democracy and technology. New York, NY: Guilford Press.

Walzer, M. (1998). Pluralism and social democracy. Dissent, Winter issue, 47-53.

World Health Organization. (1987). Ottawa charter for health promotion. Health Promotion, 1-4, iii-v.

Wilson, W.  (1996). When work disappears: The world of the new urban poor. New York, NY: Knopf.

Wilkinson, R. (1996). Unhealthy societies: The afflictions of inequality. London, England: Routledge.

Yin, R.  (1988). Case study research: Design and methods. Newbury Park, CA: Sage.